Pague y se van: municipio cubrió sueldos de Ciudad de Córdoba Sacif

Van acabando los trámites y acciones de la Municipalidad para desterrar del todo a la empresa Ciudad de Córdoba del mapa de transporte de esta capital.
Van acabando los trámites y acciones de la Municipalidad para desterrar del todo a la empresa Ciudad de Córdoba del mapa de transporte de esta capital.

Van acabando los trámites y acciones de la Municipalidad para desterrar del todo a la empresa Ciudad de Córdoba del mapa de transporte de esta capital.
Cayó la adjudicación provisoria que se le había otorgado a la firma tras la licitación, la Unión Tranviarios Automotor local está en calma por ahora gracias a los apoyos que los empresario nucleados a nivel nacional (Fatap) al oficialismo gremial y los temas de agenda pública van pasando por otro lado para fortuna de la gestión radical.
En ese marco de aparente tranquilidad se consumó el pago de la última parte del sueldo de julio a los empleados de la ex prestataria, incluidos los días que los corredores liberados fueron operados por Ersa, Autobuses Santa Fe y Coniferal.
El intendente Ramón Mestre confirmó ayer que puso del bolsillo de la Municipalidad 8 millones de pesos en tal sentido. Los 830 choferes transferidos a las empresas con dueños correntinos cobraron en tiempo y forma.
Lo ocurrido no deja de ser de alguna manera otro “subsidio”, a pesar que en campaña electoral se dijo que no se realizarían transferencias de dinero público a las empresas de transporte. La práctica y las presiones enseñaron lo contrario. Y además, hay que decir que casi todo sistema de transporte público del mundo subvencionado en parte por los Estados.
“Subsidio”, a pesar también de que se lo compute como deuda de Ciudad de Córdoba Sacif con el municipio. Porque, en rigor de verdad, pasará tiempo para que tales montos se recuperen, si es que efectivamente eso ocurre alguna vez.
Tal cantidad de dinero más 22,6 millones de pesos suman los 30,6 millones de pesos que dice el radicalismo es el total de lo prestado a la prestatario.
“La deuda que la empresa tiene con nosotros es de 22 millones 600 mil pesos más estos ocho millones”, aseguró el intendente rodeado de micrófonos.
“Hay que hacerse cargo lamentablemente del pasivo de la empresa, pero esto ratifica una vez más que tomamos la decisión correcta”, indicó en rueda de prensa.
“A pesar de todos los esfuerzos que hicimos, la empresa no estuvo a la altura de las circunstancias para llevar adelante una prestación de servicio como nosotros pretendemos, por eso continuamos con estas medidas”, dijo.

La otra versión
Como es lógico cuando se trata de política, la versión del oficialismo y la de la oposición difieren.
El edil de Frente Cívico, Esteban Dómina, se auto dio la razón en un comunicado. “Dómina tenía razón: Mestre abrió otra vez la billetera (de los vecinos), pagó los sueldos de julio al personal de Ciudad de Córdoba, tal como lo anticipamos”.
El concejal había dicho hace unas semanas que el cambio de prestataria de transporte le costaría a la gente 40 millones de pesos y que es irrecuperable legalmente.
“El monto es virtualmente irrecuperable, por cuanto la empresa solicitó la apertura del Concurso de acreedores, hallándose dicho pedido en trámite en el Juzgado 52° de Primera Instancia Civil y Comercial”, explicó.
Y sobre el tenor del gasto aseguró: “Los 40 millones incluyen -además del pago de salarios, el combustible y otros gastos operativos que se hizo cargo el municipio durante los últimos días de servicio de Ciudad de Córdoba- la deuda por anticipos y préstamos no cancelados por 24 millones de pesos. Asimismo, pueden seguir agregándose otros ítems que pueden surgir a la hora en que la Municipalidad deba verificar sus créditos cuando se abra el Concurso preventivo. En tal sentido, el concejal señaló que las acreencias del Municipio no tienen ningún privilegio (garantía hipotecaria o prendaria) y por tanto son créditos quirografarios de improbable realización”.