De la Sota y Mestre refrendan pacto bipartidista en Córdoba



Por Gabriel Osman
gosman@diarioalfil.com.ar

ilustra mestre y de la sota por la pazUtilizando instrumentos menos riesgosos que las palabras, el radicalismo con responsabilidades de gobierno prefirió ayer el recurso gestual para expresar al gobernador José Manuel de la Sota y hacia el interior de la UCR, que el pacto político no escrito para reconstruir y consolidar el bipartidismo en Córdoba tiene plena vigencia. Lo hizo en una prolongada reunión en la Casa de Gobierno con un nutrido pelotón de intendentes y jefes comunales, con Ramón Mestre a la cabeza.
La reunión de ayer es la que ha tenido mayor participación de integrantes del Foro de intendentes Radicales, un dato si se quiere de significación adicional, también como el doble encuentro en la misma jornada de De la Sota con Mestre, cuando participaron en una oración, junto a representantes de las comunidades judía y musulmana, por el cese de hostilidades en Medio Oriente.
Las fotos de ayer remiten inequívocamente a las del jueves pasado en el Hotel Windsor, cuando el “radicalismo parlamentario” (Mario Negri, Oscar Aguad) posó junto a Luis Juez y otros dirigentes del Frente Cívico para apoyar al vicepresidente 2° del Comité Central de la UCR, Miguel Nicolás, que fue querellado por De la Sota por una denuncia en su contra de este dirigente radical.
Los dirigentes radicales con banca en el Congreso de la Nación o en el Ersep (como el caso de Nicolás) expresaron de esta manera una fisura en la conducción del partido y un tibio intento –por ahora- de recrear posibilidades de una alianza electoral con el juecismo, un objetivo de siempre de Juez invariablemente aderezado con denuncias de corrupción contra sus invitados, esta vez con la administración de Mestre.
Cierto que estos encuentros De la Sota le brindan la posibilidad de remarcar un estilo dialoguista con el que siempre ha querido marcar su gobierno, que en su tercer mandato le sirve adicionalmente para diferenciar su modelo con el estilo confrontativo del gobierno nacional kirchnerista. (Además, siempre encuentra oportunidad para calmar a su propio frente interno partidario por sus deferencias para con Mestre, poniendo una mano de cal sobre otra de arena con un reproche más o menos velado. Esto fue evidente cuando hace un par de semanas, luego de desalentar protestas en el transporte urbano con una declaración de ilegalidad a una medida de fuerza, reivindicó a la empresa que se encontraba en problemas con el municipio, Ciudad de Córdoba).
El ministro de Gobierno, Walter Saieg, presente en la reunión de ayer, expresó su satisfacción por el resultado de la reunión de De la Sota con miembros del Foro de Intendentes Radicales, remarcando que los jefes común ales “nos han planteado inquietudes que requerían cada una de las ciudades y las hemos tomado como nuestras y vamos a dar las soluciones que necesitan”.
Del encuentro, celebrado en el Centro Cívico, participaron, además de Mestre; los intendentes de Arroyito (Mauricio Cravero), Arroyo Cabral (Pablo Alcalino), Cañada de Luque (Víctor Eduardo Molina), Chazón (Ernesto Orestes Garbiglia), El Brete (José Díaz), Huinca Renancó (Oscar Elías Saliba), La Cautiva (Gerardo Berllocq), La Puerta (Fernando Brasca), Malvinas Argentinas (Daniel Arzani), Río Segundo (Javier Monte), Río Tercero (Alberto Martino), Serrezuela (Juan Martín), Tanti (Luis Azar), Toro Pujio (Federico Landra), Villa de Soto (Fernando Luna), Villa Fontana (Cristian Baudino) y Villa Giardino (Juan José Ochoa).