Explosión: De la Sota busca instalar crítica a Cristina en el Congreso

El gobernador José Manuel de la Sota había planificado una intensa agenda para viernes, sábado y domingo. La iba a ejecutar con el traje de presidenciable en tres provincias: La Pampa, Neuquén y Río Negro. Pero a la hora en que De la Sota desplegaba en Santa Rosa, La Pampa, su partitura sobre el modelo de país que le gustaría llevar adelante desde el sillón presidencial, una llamada telefónica los sorprendía: le confirmaban de la fuerte explosión en el gasoducto ubicado frente a la planta de EPEC en la localidad de Pilar.
De manera acertada el Gobernador dejó para más adelante su recorrida por las dos provincias patagónicas y regresó a Córdoba. Pero si bien se quedó sin hacer campaña en el sur, De la Sota retomó la iniciativa política con críticas duras hacia la Nación por la falta de mantenimiento del gasoducto en cuestión que surca varias provincias.
Durante el fin de semana desde el PJ local le reclamaron al Gobierno nacional que informe sobre “el estado actual de la red troncal de gasoductos en el país”, tras la explosión que provocó un muerto y tres heridos en su provincia y manifestó que si el hecho se producía “500 metros antes podía haber sido una catástrofe con 100 muertos”. El mandatario indicó que la explosión del viernes fue un “terrible llamado de atención” que podría “haber ocurrido en otras provincias” y sostuvo que “lo aconsejable” es hacer controles en otros tramos para conocer, entre otras cosas, cuáles son los “mecanismos de control de pérdidas”.
El mandatario le pidió “a la presidenta (Cristina Fernández) que a través del ENARGAS la empresa concesionaria informe sobre el estado actualizado de la red troncal y mecanismos de control de pérdidas”.
El mandatario provincial pidió controlar “la red troncal porque si no nos puede pasar como con los ferrocarriles” y dijo que “este gasoducto fue construido en 1960, es un gasoducto de alta presión. Esta empresa (TGN) que coadministra es privada, no queremos que el día de mañana haya una tragedia peor que esta”, sostuvo el gobernador y explicó que el “gasoducto arranca en Salta, pasa por Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. Nos tocó la desgracia que explotó en Córdoba, pero podría haber explotado en otra provincia”.
De la Sota dijo que las causas de la explosión “están siendo investigadas por la Justicia” y manifestó que la empresa “llevó ayer unos caños enormes para empezar la reparación” del gasoducto.
En esta misma línea que el Gobernador, el bloque de diputados nacionales de Unión por Córdoba elevará un pedido de interpelación del Secretario de Energía de la nación. Con la firma de su presidente de dicho bloque, Carlos Caserio, y el acompañamiento de los diputados Juan Schiaretti y Blanca Rossi, solicitarán presencia en el Congreso de la Nación del secretario de energía de la nación y las autoridades del Enargas.
Caserio expresó que “es de enorme preocupación no saber cuál es el estado de dichos gasoductos y si realmente son confiables para todos los habitantes de las provincias por donde pasan estas redes troncales que recorren miles de kilómetros por suelo argentino”.