Diálogos peronistas y posibles efectos legislativos

banca 32 web
BANCA 32 – CONCEJO

Esta semana se blanqueó el dialogo que mantienen desde inicio de año el exgobernador Juan Schiaretti y la ex secretaria General de la Gobernación Olga Riutort. Como este diario señaló, el viernes pasado el diputado concurrió al local que la concejal tiene en la ciudad a charlar con dirigentes de capital. Luego, vino la recordación del fallecimiento de Eva duarte hubieron fotos compartidas entre los dos sectores del peronismo cordobés. Finalmente, el juego está expuesto. Mensaje para todos.
En el Concejo Deliberante la bancada de Unión por Córdoba -presidida por Alejandra Vigo de Schiaretti- y la del olguismo son segunda y tercera fuerza; no podemos decir “respectivamente” ni dejar de decirlo porque ambos bloques hoy se conforman por 6 ediles. Pero eso es un dato al margen. La pregunta es qué sucederá ahora en la relación entre ambos a nivel legislativo, si funcionarán más aceitadamente en un rol opositor férreo, trabajando proyectos en conjunto visiblemente o no.
Es decir, ¿habrá pacto sanjuanino o no en el Concejo? Ambas dirigentes provenientes de la “tierra del sol” confrontaron listas en las últimas elecciones municipales y si alguna de esas boletas no ganó, fue porque justamente compitieron. La intendencia de Ramón Mestre es, entre otras cosas, producto electoral de eso.
Semejante línea división que dejó al radicalismo en el poder ahora parece desdibujarse. La política es el arte de lo posible siempre alguien dice. Tragar saliva y seguir. En esta, a las claras se ve.
El diálogo de Schiaretti con Riutort preocupa a varios dirigentes delasotistas de capital. Es más, los preocupa en mayor medida a ellos que al mestrismo. Saben bien los cercanos al intendente que el gobernador tiene preferencias por el radical antes que por su ex esposa o por cualquier otro peronista con ganas al sillón del Palacio 6 de Julio.
En ese sentido, no son pocas las chances de que otra vez De la Sota plante internas partidarias, cosa que como ya ha sucedido, desembocaría probablemente en victoria de la hipotética lista apañada por el jefe peronista y, por ende, arrojaría a Riutort otra vez a la soledad, dividiendo el PJ capitalino.
Es más, hay quienes sostienen que la ex primera dama no confía ni un poco en el mecanismo de las internas y que ni siquiera participaría. Muchos son, además, quienes la escucharon decir que sola otra vez no compite por la intendencia. Pero hasta ahora, es la peronista que más mide.

Bloques adentro
Veamos ciertas situaciones internas de los dos bloques en cuestión para imaginar la posible concreción del acuerdo “sanjuanino” en un posible accionar conjunto.
Casi todos los integrantes de Unión por Córdoba son schiarettistas, responden indirectamente al ex gobernador a través de la conducción de su esposa a nivel Concejo. Ni siquiera el monotributista Héctor Campana sacó del todo los pies del plato. Solamente la dirigente de la pequeña seccional primera, Claudia Martínez, le escapa en parte a esa lógica. Ella tiene un vínculo más aceitado con De la Sota que con su antecesor inmediato en Provincia. De hecho, dejó la banca que ahora retomó para ser unos meses secretaria de Transporte. Sin embargo, en los últimos tiempos las cosas -al menos visiblemente- están tranquilas entre ella y Vigo. Salvo llamado expreso del Panal, Martínez suele acompañar el voto grupal.
Es decir, que en definitiva, si hay acuerdo con el olguismo, la presidente de bloque tiene posibilidades de bajarlo a los demás miembros del bloque.
Del otro lado, en la bancada Eva Duarte, la conducción siempre ha sido más implacable y vertical. Riutort es dueña de los votos y no tuvo demasiada oposición. Solo en pasajes puntuales se ha dado algún planteo de diferencia, pero no mucho más. Estratégicamente desde hace tiempo la mujer busca volver a la maquinita electoral del PJ oficial ostentando su intención de votos, y ahora ha encontrado en el schiarettismo alguna cabida que permite forzar el paredón delasotista.
En cuanto a la tarea opositora misma, es posible decir que el radicalismo que gobierna la esté facilitando, por las turbulencias que se generan en torno al transporte y al servicio de higiene urbana, que dan margen al aprovechamiento político de todo lo que no es oficialismo. Con la foto Schiaretti- Riutort expuesta, ya se han planteado sendos bloques peronistas ciertas instancias de análisis técnico en conjunto. En ese plano hay consideraciones: Unión por Córdoba aportaría buenos cuadros técnicos pero no tiene grandes oradores; el olguismo ha de generar un hueco con la partida a Tribunales del formado Oscar Vera Barros; ayudará con sus alfiles estudiosos del Tribunal de Cuentas y ofrecerá mejores oradores como Miguel Siciliano y la propia Riutort.
Todo se verá en los próximos días. Los aumentos de tasas venideros y los ejercicios contables pueden ser aprovechados por esta versión ampliada del peronismo .