Ex funcionaria K, nueva decana de Famaf

Por Gabriel Osman
[email protected]

2014-06-24TAMARIT-IRONDO_webMirta Iriondo, ex subsecretaria de Investigación Científica de Defensa durante la Gestión de Nilda Garré en esa cartera, es la nueva decana de Famaf, al imponerse ayer por escaso margen y luego de tres rondas electorales, sobre el ex dos veces titular de esa unidad académica, Daniel Barraco.
Desmintiendo el calificativo de “aburridos”, los 18 miembros del Consejo Directivo de Famaf brindaron ayer una poco edificante pero, eso sí, muy entretenida sesión especial, con espectaculares brincos de algunos consejeros, cambiando de votos y de mandatos de las asambleas para votar de determinada manera.
La sesión empezó a las 10.00 y terminó a las 15.30, con la tercera votación que benefició a Iriondo con 10 votos contra 8 de Barraco. De esta manera, la Facultad de origen de Francisco Tamarit quedó bajo el paraguas del oficialismo rectoral. No fue fácil ni amplio el triunfo pero el rector pudo finalmente retener su feudo contra un histórico como Barraco, que hizo igualmente una buena elección teniendo en cuenta que corría contra el caballo del comisario.
A Tamarit le sirve, adicionalmente, para sacar de juego a Barraco en 2016 cuando él pretenda renovar su cargo de rector. Fueron socios políticos durante mucho tiempo pero al ex matrimonio que gobierna la UNC desde hace siete años –Carolina Scotto y el propio Tamarit- ha demostrado en estos años tener una fina sensibilidad para detectar adversarios y para hacer lo necesario en forma anticipada. Por esto, Barraco viene a ser para Tamarit lo que el ex vicerrector Gerardo Fidelio fue para Scotto: aliados tácticos, útiles o desechables según aconsejen las circunstancias.
La primera votación de ayer dio un resultado insuficiente: 9 para Iriondo, 8 para Barraco y 1 en blanco. El neutral fue Orlando Billoni, docente que estuvo en la lista de Barraco en los comicios del claustro docente pero, para desgracia del candidato, también comparte la oficina que el rector, que sigue ejerciendo la cátedra, tiene en Famaf. La segunda votación fue una fotografía de la primera: Billoni tal vez haya entendido que la justicia salomónica es insuperable y mantuvo su postura de no apoyar ni a su referente en la lista ni a su compañero VIP de oficina.
Hasta ese momento, el consejero no docente se portaba como nunca se portan los no docentes: las dos veces respetó el mandato de la asamblea de que votara a Barraco. Pero ya se verá que finalmente la cabra al monte tira.
Antes de iniciarse el momento de la tercera y a la postre decisiva votación, se produjeron dos episodios que cambiaron el curso de los acontecimientos. Billoni decidió abandonar la jurisprudencia del Rey Salomón y abandonó también el recinto, ocupando su banca el suplente, Germán Tirao, también hombre de Barraco pero sin despacho en común con Tamarit y decidido a votar por el ex decano.
La conducta electoral de los no docentes es pacífica: siempre votan a ganador. El problema de ayer era que éste no estaba. Ante circunstancias como éstas, optan por negociar buscando beneficios para el sector, una postura absolutamente gremial y para nada académica. Para eso pugnaron con éxito, allá por los ’80, ser parte del cogobierno.
Pero había un problema a resolver para negociar. El lunes hubo una asamblea no docente que dio mandato, por 29 votos a 11, de votar por Barraco. Esta limitación fue removida con una nueva asamblea, esta vez a las 15 y con pocos en la Facultad (cerca de 20) que autorizó liberar de mandato a su consejero, completando la operación con el levantamiento del titular y su reemplazo por el suplente, Daniel Arce.
El resultado fue que en la tercera y crucial votación, Barraco quebró el abstencionismo de la única banca docente en dudas, pero perdió la del no docente, que fue a engrosar la cosecha de 9 votos que ya tenía Iriondo. Elección resuelta, con Tamarit reteniendo, con algún susto, su Facultad.

Agronomía
Hoy la oposición podrá tener su revancha en las elecciones del nuevo decano de Agronomía. El candidato puesto es el radical Marcelo Conrero, que cuenta con los votos necesarios y los eventuales que pueden llegar a último momento. Para el “super jueves” están previstas otras dos elecciones de decano, de Lenguas y de Químicas.