El BCRA sólo capta 4,2 de cada u$s 100 liquidados por el campo

banco central argentinaEstá claro que el presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, logró su propósito  de frenar el ritmo de drenaje de las reservas que, cuando se hizo insostenible a mediados de enero, empujó la decisión de la devaluación. Los datos de las primeras semanas de marzo reflejan que, si bien el goteo continúa, se redujo sustancialmente respecto de los niveles de caída registrados durante 2013 y hasta  el primer mes de este año. Sin embargo, comparando el acumulado hasta mediados de marzo de cada año, se tiene que en lo que va de 2014 el Central ha capturado divisas por  apenas el 4,2% del total de fondos liquidados por el sector agroindustrial contra el 71% registrado en igual período de 2011 y 2012.
A partir de los datos de liquidación de divisas y de la compra-venta de dólares por parte del Central, se ha construido un indicador que permite tener una idea de la acumulación o no de esas divisas liquidadas en forma de reservas. En este sentido, refleja la diferencia entre la liquidación por parte de exportadores e industriales de aceite y cereales;y la compra/venta de dólares por parte del BCRA.
Un trabajo de Joaquín Berro Madero, economista del Ieral, señala que durante todo 2013 y hasta enero de este año, el indicador mostró un saldo negativo de US$2.407 millones mensuales en promedio. Las medidas tomadas por el Central (límite a la dolarización de los activos de los bancos, devaluación para incentivar la liquidación de divisas, operaciones en mercados  futuros, entre otros) lograron prácticamente neutralizar el saldo negativo. En efecto, durante febrero el indicador mostro un saldo negativo pero significativamente inferior; apenas US$ 230 millones. A su vez, con datos hasta mediados de marzo, se observa que el indicador de compra/venta neta por parte del BCRA vuelve a ubicarse en terreno negativo, pero moderado: US$ 512 millones.
A pesar de esta moderación, se debe tener en cuenta que aún no se registra un cambio de  tendencia completo.  Si se compara el acumulado hasta mediados de marzo de cada año, se tiene que el resultado neto de compra/venta de dólares por parte del Central pasó de un saldo negativo por US$ 1.082 y US$ 1.117 millones en 2011 y 2012, respectivamente; a US$ 3.152 y US$ 3.563 millones en 2012 y 2014.
Por otro lado, al analizar los componentes se vislumbra que mientras que en 2011 y 2012 el BCRA lograba “transformar” en Reservas el 71% del volumen  de divisas liquidadas por el sector agroindustrial, este año ese porcentaje se ubica en apenas 4,2%. O, lo que es lo mismo, de cada US$ 100 liquidados por la agroindustria, el Central sólo está logrando capturar US$ 4,2.
La particularidad -positiva- de este año es que se ha logrado revertir el signo negativo de  compra/venta del BCRA; esto es, el Central pasó de vendedor por casi US$ 80 millones en las  primeras semanas de 2013, a comprador por US$ 156 millones este año. Con la singularidad de que este año, mediante acuerdos con el sector, la liquidación de divisas de la agroindustria creció un 21% respecto del año pasado.

Expectativas dólar
Respecto de la evolución del dólar,  aunque los economistas de diferentes líneas aconsejan que sigan las microdevaluaciones para mantener el precio de la divisa frente a la inflación, admiten que Fábrega no es partidario de esa política; esa es una diferencia con el ministro Axel Kiciloff que –como no podía ser de otra manera- le prometió a los empresarios que no habría un segundo salto en el tipo de cambio. Hoy los futuros de Rofex marcan un dólar oficial de $ 8,78 para julio y de $ 10,15 para fin de año.
La calma es natural ya que el segundo trimestre del año es el período de mayor oferta de divisas, aunque los especialistas afirman que no hay que dejar atrasar al tipo de cambio oficial. La clave estará en el tercer trimestre, cuando hay más necesidad de dólares (se acumulan vencimientos de deuda) y menos oferta. Hay coincidencia de que el precio del paralelo dependerá de lo que pase con el oficial; hasta la segunda parte del año hay condiciones para que no suba.