Dura interpelación de concejales a Díaz Cardeilhac



ilustra equilibrista cardelhiacEl secretario de Transporte de la Municipalidad, Juan Pablo Díaz Cardeilhac, fue ayer al Concejo Deliberante citado por la oposición y obligado a cumplir con los términos del artículo 66, segundo párrafo, de la Carta Orgánica Municipal, a fin de responder un nutrido cuestionario relativo al transporte y también a la compra de trolebuses en Rusia.
En la extensa interrogación (comenzó a las 16 continuaba al cierre de esta edición), fue acompañado por el subsecretario del área, César Ferreyra, y buena parte de los ediles radicales, inclusive aquellos que no pertenecen a la comisión que abarca dicha temática.
La oposición desplegó un arsenal inagotable de ásperas preguntas, críticas y señalamientos de vecinos referidos a la implementación del nuevo sistema de ómnibus que tiene tantas aristas polémicas y variopintas referencias como usuarios hay en esta ciudad.
Díaz Cardeilhac llegó nutrido de cajas de expedientes e informes que supuestamente iban a responder con valor técnico los planteos del peronismo, divido en tres bloques (Unión por Córdoba, Frente Cívico, y olguismo) pero aliado tácticamente en esta oportunidad. Sin embargo el funcionario no proveyó de una copia a cada fuerza para el momento de la discusión, cosa que de arranque suscitó el enojo de los adversarios del radicalismo. Inclusive hubo roces por la ausencia de taquígrafos que den cuenta de la sesión (no se había solicitado previamente por nota). Sí había relator.
En ese contexto inflamable el mestrismo consiguió reflejar que tiene más ómnibus (830) en la calle de los que requiere como mínimo el pliego de licitación (740). Fue la única respuesta en que la oposición no puso en aprieto al funcionario. En los demás temas gruesos, tuvo dificultades.
1. Cuando se le preguntó por qué la empresa Ciudad de Córdoba tiene permiso precario para operar habiendo sido licitado todo el sistema, Díaz Cardeilhac replicó: “Porque le faltan algunos requisitos que impone el pliego”.
En ese momento el peronismo argumentó que debería haberse quedado afuera de la licitación, como le hubiera ocurrido a cualquier otra empresa que no llegue a cumplir con lo que manda a cumplir tal pliego.
2. Cuando se le preguntó sobre la cantidad de ómnibus con rampa para discapacitado que circulan dijo que existen menos de 40. La normativa establece que el arranque del nuevo sistema debía tener al menos el 70% de unidades con rampa. Hoy son menos del 5%. La explicación fue una complicación de conseguir proveedores de rampas debido a la devaluación. “Problema de las empresas, no de los discapacitados”, respondió al unísono la oposición.
3. El tercer punto grueso fue la tenencia por parte de las empresas privadas de 3 millones de pesos de más correspondiente a sobrantes de subsidios nacionales desde hace 6 meses. El secretario de Transporte aseguró que aun las prestatarias no habían devuelto la cifra al municipio. Y se escuchó: “¿Cuánto de intereses daría CBI por tener 3 millones de pesos durante 6 meses?”.

Sin internas aparentes
Una de las cuestiones que llamó la atención en la prolongada discusión fue que, a pesar de los recurrentes embates de todo el arco opositor y de la delicadeza del asunto, la UCR se mostró esta vez sin fisuras internas.
Sentados en la comisión estuvieron no solamente los ediles radicales adeptos al mestrismo, sino también los representantes de las otras dos líneas internas con banca en el Concejo (nicolacismo y aguadismo)
Esto contrasta con las recientes declaraciones del diputado ex candidato a Gobernador, Oscar Aguad, quien “agitó” el fantasma de la ruptura del radicalismo, amagando con irse a un frente de oposición al gobierno nacional (Pro incluido) si su partido no revé su vocación aliancista, lo cual pareció ser un mensaje directo para el líder partidario e intendente capitalino, Mestre.
En esta oportunidad, aguadista y nicolacistas salieron a “bancar” al Ejecutivo municipal en esta cuestión del transporte. Se sentaron al lado de Díaz Cardeilhac que recibía minuto a minuto golpes peronistas.
Sin embargo, la foto es un blindaje a Mestre. No el funcionario. Más de un radical refunfuña contra el secretario de Transporte por lo bajo, y hasta proveyó preguntas complicadas al panperonismo.

Manifestaciones vecinales
En otro orden de cosas, ayer a la tardecita se concentraron en la esquina de Sol de Mayo y Duarte Quirós vecinos enojados para expresarse contra el “reordenamiento” del sistema de transporte que impulsa la Municipalidad.
La convocatoria fue efectuada por el Centro Vecinal Alberdi y La Vecinal Alto Alberdi y convocó a los usuarios de los barrios San Ignacio, Tranviarios, Don Bosco, Quebrada de las Rosas, Lomas del Suquía, Chateau, Las Palmas, Ampliación Las Palmas, Teodoro Fels, Alberdi, Robles, Mafekín y Matienzo. El objetivo específico del pedido es la restitución de las líneas E1, E4, E5, D01, V2, Central Verde y T.
“Queremos la devolución del sistema anterior, con más unidades y mejor frecuencia”, expresaba el comunicado de la convocatoria.
Además de esa concentración, se produjeron otras en avenida Don Bosco al 5.500, el intersección Colón y Riobamba y también en el barrio Los Robles, en zona cercaba a la Circunvalación.