Informe Idesa: sueldos municipales duplican media de salarios privados

IMG_4747
Todo esto, sin contar el 31,67% que el SUOEM logró y que impactará en dos tramos. El salario bruto llegará a $21.551.

La brecha de ingresos entre los trabajadores del sistema privado y los empleados de la Municipalidad de Córdoba sigue siendo pronunciada. Nada ha cambiado en materia salarial, cuestión que asemeja el gobierno actual con lo de los últimos años.
Ayer el Instituto para el Desarrollo Social Argentino difundió un informe basado en los números que la comuna expone en su sitio web (sección economía). La investigación da cuenta que el sueldo promedio de quienes trabajan en el municipio local prácticamente duplica a quienes lo hacen en la actividad registrada privada, léase, aquella que realmente enriquece al país y que abastece a las arcas del Estado en todos sus niveles.
Los protegidos por el Suoem reciben una media de 16.367 pesos en bruto. Quienes deben salir al mercado como fuerza laboral reciben como contraprestación 9.434 pesos en Argentina. Es decir, 6.933 pesos menos.
Esto habla a las claras de lo que conviene a la hora de buscar empleo. Pero claro está: no es sencillo ingresar a alguna dependencia de la ciudad. La práctica viene indicando que es más válido tener afinidad sanguínea o grados cercanos de amistad con gremialistas y funcionarios que, por ejemplo, contar con capacitación o rendir. La falacia de los concursos sigue vigente. Eso sí sigue en marcha.
La comparación es aun más odiosa si se toma como parámetro los trabajadores de comercio, que ganan 7.920 pesos. Allí la diferencia, como puede observarse, es mayor al 100%.
Un dato de especial significación aparece cuando se coteja el parámetro municipal con los salarios de las dependencias públicas provinciales. Allí la media salarial es de 9.534 pesos. Es decir, 6.833 pesos. La diferencia es tan importante que merece ser recalcada: un empleado municipal gana en promedio 6833 pesos más que uno provincial.
La brecha se achica un poco cuando se habla del sector público a nivel nacional, donde el sueldo bruto ronda los 11.422 pesos, es decir, 4945 pesos.
Tenor de la paritaria
Cabe recordar que el gremio conducido desde hace más de 30 años por Rubén Daniele ha conseguido del mestrismo una recomposición salarial acumulada del 31,67%, en tres tramos para este año.
Todos los datos utilizados para la confección de las comparaciones escritas arriba toman como base la liquidación de febrero, que no contempla, por lo tanto, el incremento.
Al pagarse los sueldos de marzo vendrá una primera suba del 15%, que llevará el haber bruto promedio a 18.822 pesos. Sobre eso, vendrá un nuevo aumento del 14,5%, que dejará el costo de cada empleado municipal en 21.551 pesos.

Más empleados
En otro orden de cosas, continúa la discusión sobre la cantidad de empleados nombrados por la actual gestión, sin concursos.
El concejal del Frente Cívico hizo publicar en un matutino local un informe que determina que Ramón Mestre hizo ingresar 1.673 empleados.
Por su parte, el ex secretario de General y actual secretario de Economía, Sergio Torres, negó tal información y aseveró que solamente se pasaron a contrato 450 monotributistas.
Ayer vino el contrataque y reapertura del pleito dialógico. Lo que afirma el peronista que hace usufructo del sello juecista es que todos los datos usados están indicados en los informes de salarios que mes a mes el municipio le brinda al mismo matutino al que Dómina envía sus informes.
“Según Torres, los nuevos empleados de la gestión Mestre no son más de 450. Más de 650 altas adicionales son regularizaciones de monotributistas que llevaban más de un año en el municipio. El resto son pases de contratados a planta transitoria, dispuestos por Giacomino. A confesión de parte, relevo de prueba”, comienza Dómina un comunicado.
“Es decir que Torres reconoció un número de altas cercano al nuestro (450 + 650 + ´el resto´). Sugestivamente, Torres no volvió a opinar del asunto y sí en cambio salió el ala política a distorsionar la verdad, remachando con que las altas son sólo 450 y “olvidándose” de las “regularizaciones” y del “resto” que sí mencionó Torres y eleva la cifra a más de 1.600”, concluyó.