Centrales sindicales opositoras anunciarán hoy paro nacional

DYN07.JPG
Barrionuevo dijo que “a fin de mes van a tener la mesa nacional sindical `Massa Presidente`”, en referencia al conjunto de gremios que apoyan la candidatura del líder del Frente Renovador.

Los referentes del sindicalismo opositor Hugo Moyano y Luis Barrionuevo no lograron acordar ayer la fecha del paro nacional que impulsarán desde la CGT Azopardo y la CGT Azul y Blanca, y pospusieron hasta hoy el anuncio. Moyano y Barrionuevo volverán a reunirse hoy para ultimar los detalles de la medida de fuerza contra el gobierno nacional prevista para abril, y a las 11 brindarán una conferencia de prensa en la sede sindical de Azopardo 802, de la ciudad de Vuenos Aires.
El secretario general de la CGT disidente, el camionero Hugo Moyano, y su par de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, definirán la fecha de un paro, mientras planean el lanzamiento de la mesa sindical “Massa Presidente”. “No se va a mover una mosca”, amenazó Barrionuevo para anunciar la medida de fuerza que será convocada hoy en la sede cegetista, luego de una serie de exabruptos vertidos contra la figura del expresidente Néstor Kirchner (ver nota aparte).
Por otra parte, en declaraciones a FM Rock and Pop, el líder gastronómico anticipó que “a fin de mes van a tener la mesa nacional sindical `Massa Presidente`”, en referencia al conjunto de gremios que apoyan la candidatura del máximo referente del Frente Renovador. “Massa es la frescura, la inteligencia, la capacidad, la fuerza. Creo que está en condiciones de ser Presidente”, agregó Barrionuevo.
Para ayer al mediodía se preveía que ambos dirigentes del sindicalismo opositor al Gobierno nacional anunciaran la fecha de la protesta que, según anticiparon, incluirá a colectiveros (UTA) y maquinistas de trenes (La Fraternidad), quienes hasta ahora no participaban de las medidas de fuerza convocadas por Moyano. Sin embargo, por falta de acuerdo, el lanzamiento de la medida de fuerza se postergó por 24 horas.
Por su parte, el jefe de la CTA crítica del Gobierno, Pablo Micheli, confirmó ayer que su central se sumará a la huelga convocada por sus colegas Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, de la CGT Azopardo y la CGT Azul y Blanca respectivamente, “porque es muy importante en este momento hacer un paro contundente” contra la administración central.
Argumentó que su acompañamiento responderá a la gran “cantidad de conflictos” paritarios existentes en el país, como “el de los docentes y el de los estatales”. Además, coincidió con el mes tentativo para la huelga, abril próximo, aunque sugirió que la fecha finalmente elegida “no sea un viernes”, debido a que “no tiene que coincidir con el fin de semana, porque pareciera que son tres días seguidos de no trabajo”.
“Lo llama la CGT al paro y nosotros vamos a parar porque es muy importante en este momento hacer un paro contundente”, ratificó Micheli en diálogo con la radio de FM Nacional Rock. El líder sindical amplió: “La cantidad de conflictos que hay a lo largo y a lo ancho del país son muy importantes, particularmente, el que tiene a toda la sociedad preocupada que es el conflicto docente, pero también el de los estatales”.

Repudian expresiones de
Barrionuevo sobre Kirchner

El Gobierno y dirigentes del kirchnerismo expresaron su repudio a las declaraciones del sindicalista de los Gastronómicos Luis Barrionuevo, que había señalado que Néstor Kirchner “robó cerca de 6 a 7 mil millones de dólares” y que “se cagó muriendo a los 60 años”. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en su habitual conferencia en la Casa Rosada expresó su “repudio más explícito” a esas declaraciones y admitió que ellas le “generan un impacto desde el punto de vista personal” porque “pretende horadar la memoria de quien fue un amigo personal, presidente del partido (PJ) y ex presidente de la Nación, Néstor Kirchner”.

Sumaron sus rechazos también el senador Aníbal Fernández, quien calificó al sindicalista de “sinvergüenza y estúpido”, la titular del bloque de diputados del FpV, Juliana Di Tullio, que vinculó el exabrupto de Barrionuevo con “una provocación” del massismo y el diputado oficialista Edgardo Depetri que aseguró que ve al sindicalista como “un personaje nefasto” que “fue parte de las políticas neoliberales durante el menemismo”. “Me parece una provocación, digno de un personaje como Barrionuevo. Es un hombre que en democracia mandó a quemar urnas”, recordó Di Tullio.
La diputada aludió así a un hecho que ocurrió el 2 de marzo de 2003 en unas elecciones de Catamarca, que debieron suspenderse y realizarse en agosto de ese año, cuando al sector de Barrionuevo se le atribuyó la quema de urnas, después de que la Justicia lo inhabilitase para ser candidato a gobernador. En tanto, la polémica surgió ayer cuando en declaraciones radiales Barrionuevo se refirió al 38 aniversario del golpe cívico militar de 1976 y en ese contexto, aseguró que “en nombre de los derechos humanos este fue el gobierno que más robó”.
Barrionuevo, quien no pudo precisar cómo calculaba esa cifra, fue el autor de la recordada frase durante el menemismo: “Tenemos que dejar de robar por lo menos dos años” para recuperar al país y con esa frase volvió a ponerse al frente de una dura polémica.
Desde el massismo salieron también a despegarse de los polémicos dichos del sindicalista, que en la misma entrevista radial expresó su apoyo a la candidatura presidencial del diputado del Frente Renovador, Sergio Massa.
“El repudio más explícito a las declaraciones formuladas por el dirigente gremial Luis Barrionuevo. Me genera un impacto desde el punto de vista personal. Pretende horadar la memoria de quien fue un amigo personal, presidente del Partido y ex presidente de la Nación, Néstor Kirchner. Quería manifestar públicamente ese repudio”, señaló Capitanich por la mañana.
Por su parte, Fernández consultado por radio América cargó contra el titular de la CGT Azul y Blanca: “Hacerse el vivo con un muerto no es de vivo, es de un gil”. “Normalmente (Barrionuevo) tiene actitudes de gil con lo cual no me llama a la sorpresa, y no es buena gente quien hace este tipo de expresiones”, enfatizó el ex jefe de Gabinete de Kirchner.
Fernández dijo que “hacer este tipo de expresiones porque suponen que, en su grandilocuencia, llaman la atención a la sociedad, es de estúpidos” y agregó que Barrionuevo “es un señor que no tiene muchas luces, que en vez de un vivo es un sinvergüenza”.