Macristas antifusión enfrentarán a Ucedé por cargos en el Pro

DSC_5370El PRO Córdoba conquistó una posición expectable en el arco partidario de la provincia luego de los comicios legislativos de octubre que lo ubicaron en la segunda posición en el principal bastión electoral, la ciudad Capital. Dos años de trabajo (y la correspondiente “convivencia” entre sus integrantes) dedicados al armado y un resultado afín a los objetivos del presidenciable Mauricio Macri, potenciaron las diferencias de “criterios” que conviven en la alianza de derecha.
Si se piensa en el macrismo cordobés como una unidad básica, no sólo se cae en el error por el AND frentista del espacio fundado por el jefe de gobierno porteño; sino porque efectivamente en su seno conviven, además de los identificados con el proyecto, distintas expresiones políticas que buscaron el cobijo del PRO por conflictos abiertos con la conducción de sus espacios de procedencia o bien para asegurar la subsistencia de sus dirigentes. Peronistas, radicales, ucedeístas, juecistas y macristas de la primera hora conviven en el partido que quiere al Macri presidente.
El objetivo es común a todos. No obstante, la presidencia del PRO Córdoba en manos de la Ucedé en la persona de Javier Pretto no cierra a un grupo de dirigentes que cuestionan el “entrismo” de esa fuerza y el poder de decisión que detentan sus dirigentes. Conviene aclarar que a nivel nacional están más que conformes con la performance de sus alfiles ucedeístas, a juzgar por las opiniones de los principales operadores con oficia en Capital Federal. El apoyo porteño atalona a los ungidos y molesta a los presuntamente olvidados del centralismo macrista.
En ese marco, un grupo de aproximadamente 180 miembros del PRO lanzaron una línea interna que bautizaron “Militantes en Marcha-Macri 2015”, compuesta por miembros de la Capital, Punilla, Colón, San Justo, Marcos Juárez y Bell Ville. La presentación se realizó el sábado pasado en el hotel Viñas de Italia, según confirmaron sus voceros.
La incipiente organización aún no decidió quiénes serán las caras visibles, aunque dan por descontado que en menos de 15 días las tendrán resueltas. Mientras tanto, intentarán darle un mayor peso específico a la nueva corriente a través de contactos con diputados nacionales, cuyos nombres prefirieron reservar.
Lo cierto es que Militantes en Marcha tiene un objetivo bien en claro para el corto plazo. Evidentemente, tiene por base ese sentimiento antifusión que generaron las presuntas actitudes “segregacionistas” de los miembros de la Ucede, específicamente durante la campaña. Por lo tanto, se propusieron competir en las elecciones internas para la renovación de autoridades previstas para septiembre de este año. A la actualidad conducen el partido el también legislador provincial Pretto, secundado por Felipe Crespo.
Desde el nuevo espacio interno advirtieron que no son unos improvisados porque vienen trabajando en la iniciativa desde las elecciones. Incluso aseguraron que a comienzos de enero tuvieron la primera reunión de dirigentes que representan las distintas expresiones políticas que componen Unión PRO. “Nosotros entendemos que el PRO debe ser un espacio abierto, una constante invitación a la participación no sólo ciudadana sino también entre sus miembros. Así lo quiere Macri. Observamos que la mesa chica de la Ucede, que decide los movimientos del partido en Córdoba, están cada vez más cerrados”, acotó una fuente que integra la nueva vertiente.
La formación y la meta de trabajo de los integrantes de la línea interna más que una afrenta, tonaliza como un pedido de atención de sus directores. Sucede que trataron de realizar un lanzamiento “orgánico” enviando invitaciones a las caras visibles del PRO como el diputado nacional Héctor “La Coneja” Baldassi. Ocurrió lo esperable: un faltazo en masa. Igual, lograron ponerlos al tanto de sus intereses.

Precedente
A pesar de ser un partido joven en la provincia, se registran antecedentes de intentos independentistas de algunos macristas con respecto a la conducción ucedeista. Hacia finales del año pasado, un grupo de dirigentes vinculados con la juventud del partido realizaron movimientos dirigidos a formar una corriente interna con el patrocinio nacional de Jorge Macri. En los hechos, la conducción del PRO Córdoba logró compatibilizar intereses y se llegó a un acercamiento con sus impulsores.