Panperonismo analiza cierre de diálogo con UCR en el Concejo

DSC06777Ayer los representantes no radicales del Concejo Deliberante firmaron en conjunto una nota dirigida al presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Cossar, solicitando que informe sobre el descuento en la dieta de concejales correspondiente al mes de febrero de 2014 y liquidado en el mes en curso. El asunto generó polémica.
El ruido tiene que ver con el descuento “político” de $3652,60 a cada concejal opositor por no ingresar al recinto en una sesión extraordinaria de febrero, donde la UCR apeló a usar un edil suplente para lograr quórum y subsanar la ausencia de un representante propio (Guillermo Farías) a los fines de aprobar –sin éxito legal- el aumento de boleto de 29%.
Al tomar estado público el descuento y la palabra del oficialismo, al que parece asistirle la legalidad del acto (si un edil no va a la sesión, se le puede descontar el sueldo) pero también el tinte de falta de tolerancia, el relacionamiento entre las parte se enturbió.
Tal es así que el panperonismo, vale, los 3 bloques de ediles que son peronistas pero llegaron al cuerpo legislativo por sellos diferentes (Unión por Córdoba, olguismo y Frente Cívico) analizan la posibilidad de dejar de asistir temporalmente a la Comisión de Labor Parlamentaria, es decir, el ámbito de acuerdos institucional por excelencia que tiene el Concejo.
Eso significaría una ruptura profunda con el oficialismo, que tiene como precedente el retobo del bloque olguista el año pasado cuando argumentaba que la UCR no le trataba ni siquiera pedidos de informe.
Esta vez la cuestión sería, por así decirlo, más grave, porque se trataría de una acción conjunta del peronismo; de esas que tan poco le preocupan al mestrismo y tanto al resto del partido radical que sabe que difícil le sería en 2015 repetir estadía en el Palacio 6 de Julio si “los del General” cierran filas.

Citación por el transporte
Como ayer se expuso en este medio, la otra flamante cuestión panperonista fue el pedido de citación al intendente Ramón Mestre y su secretario de Transporte, Juan Pablo Díaz Cardeilhac, pidiendo que vayan a una comisión a explicar el por qué de las dificultades experimentadas por la gente en el debut del nuevo sistema de transporte.
Tal pedido se trató ayer en la sesión ordinaria del Concejo pero no tuvo éxito debido al voto negativo por parte del oficialismo.
Fue entonces que tal rechazo del bloque de la Unión Cívica Radical a aprobar el proyecto de resolución generó que las bancadas opositoras enviaran una nota directamente dirigida a Mestre para que, en los términos del artículo 66, segundo párrafo, de la Carta Orgánica Municipal, concurra en el plazo de cinco días al recinto a fin de responder un cuestionario relativo al transporte, y también a la compra de trolebuses en Rusia.