Enroque corto

Llaryora y el peronismo que va (con De la Sota)

13109477884_2cdebb11de_oEl gobernador José Manuel de la Sota compartió ayer con sus pares Daniel Scioli y Antonio Bonfatti la inauguración de una exposición rural en la provincia de Buenos Aires. Tres ministros acompañaron al titular del Panal. Uno de ellos fue Martín Llaryora.

Dirigente Peronista 1: Parece que el Gobernador anda otra vez mostrándose fuera de la Provincia.

Dirigente Peronista 2: Tiene razón.

DP 1: Hoy vi las fotos del acto en esa exposición rural de Ramallo.



DP 2: Yo también las vi.

DP1: ¿Y que observó?

DP 2: A los tres gobernadores juntos.

DP1: ¡No sea tan plano!

DP 2: ¿Y qué vio usted?

DP1: Vi a los tres ministros que acompañaron a De la Sota, Jorge Lawson, Julián López y Martín Llaryora.

DP2: ¿Y?

DP 1: De la Sota se encargó de pegarlo a Llaryora a su figura en fotos que salen en medios de todo el país.

DP2: ¿Y?

DP1: Usted sabe que por lo bajo a Llaryora le encantaría pegarse al precandidato a presidente de la nación Sergio Massa pensando en 2015. Pero el licenciado intendente de San Francisco, que fue a una compulsa interna el año pasado y luego con disciplina partidaria aceptó sumarse al gabinete delasotista, ahora debe “comerse” aparecer en fotos con el Gobernador.

DP2: ¡No sea malo que José Manuel y Martín se llevan bien!

Militar el transporte

Entre el enojo, la desazón y el optimismo oscilan los estados de ánimo puertas adentro del Palacio 6 de Julio tras la puesta en marcha del nuevo sistema de transporte. El problema de comunicación en la transmisión de los nuevos cambios está bastante asumido, según informan hombres de la confianza de Ramón Mestre. Y es allí donde asoma una nueva actividad, sobre todo para los más jóvenes del partido.

Asesor radical: El intendente bajó una orden expresa para el resto de la semana, en especial para el sábado y domingo…

Periodista: Los va a poner a trabajar a todos. 

AR: Sí, a todos. Hay que salir a militar el nuevo sistema de transporte.

P: ¿De qué forma?

AR: Vamos a ir a todos los puntos donde tenemos identificados algunos problemas. Vamos a poner la cara y levantar las quejas de los vecinos y llevar soluciones.

P: Y así formarse una opinión propia sobre el funcionamiento del nuevo servicio.

AR: También vamos ir a las empresas. El estado de ánimo de los choferes y delegados es un punto a tratar. Hay movimientos internos que nos preocupa y preferimos seguirlos de cerca.

P: Me parece que hay muchos que tienen que levantar puntos en la UCR.

AR: No nos podemos quedar quietos ni un segundo más.

El beso de la evidencia

La legisladora peronista estaba aburrida con la sesión de ayer y aprovechó para conversar fuera del recinto con el periodista, que andaba por ahí.

Legisladora peronista: Me imagino que le quedó bastante letra con la asunción de María Miranda en el Frente Cívico.

Periodista: No…

L.P.: ¿Estaba distraído? Le cuento algunos detalles.

P.: Bueno.

L.P.: Habrá notado, eso sí, que había muchos juecistas modelo ’03, es decir los que, como Miranda vieron nacer al entonces Partido Nuevo. Uno de ellos, el vocal del juecismo en el ERSEP, Juan Pablo Quinteros, se acercó a la banca de mi compañera Sandra Trigo y la saludó con un beso.

P.: Una cortesía.

L.P.: Sí, pero con ese beso les recordó a todos que Trigo se fue con Luis Juez del peronismo y éste la premió con una concejalía. A algunos no les cae bien ese pasado.

P.: Claro.

L.P.: Y no dejó de ser divertido el error que cometió Oscar González, presidiendo la sesión, cuando llamó a Miranda a votar sin que la Comisión de Poderes analizara si estaba todo en orden, lo cual es una formalidad que no puede dejar de cumplirse.

P.: Igual, todo fue muy tranquilo.

L.P.: Es cierto. Ahora habrá que ver si María Miranda, que es una juecista ultra, toma un alto perfil o si pasa inadvertida, como el último ultra en pasar por una banca, Miguel Cocó Cabrera, mejor tuitero que legislador.