Suoem pide 30%; municipio negocia el pago gradual

Por Yanina Passero
[email protected]

ilustra daniele y gimenez en el ringLa nueva pugna salarial que estelarizan el secretario general del Suoem, Rubén Daniele, y el staff de Gobierno designado para la tarea todavía no habría alumbrado porcentajes. Sólo se sabe que el acuerdo será anual y que, en caso de que se dispare la inflación, el gremio podrá pedir una revisión de los índices y cuentas en caso de que lo considere necesario. También se conoció que el dirigente que se desarrolla en la cúpula sindical hace casi 30 años pidió un sueldo inicial de 10.000 pesos. No hubo rodeos, sorprendió con un número exacto.
La semana abrió con una nueva cumbre entre Daniele y los secretarios Alberto Giménez (General) y Sergio Torres (Economía) y no habría arrojado grandes avances en lo que verdaderamente importa: cuánto se llevarán de la caja los salarios de la megalópolis municipal. No obstante, sí habría una opinión formada sobre la aspiración salarial del referente sindical que, corresponde aclarar, no incluye refrigerio, antigüedad ni otros adicionales salariales.
Actualmente la categoría 8 del escalafón municipal (empleado recién iniciado) percibe 7.712 pesos. Hasta allí, la aspiración de Daniele no parecería irrisoria, si no existieran los innumerables plus salariales que engrosan los haberes. El primero en rechazar el pedido fue el concejal Javier Bee Sellares apenas tomó estado público, a modo de anticipo de la que sería la determinación de los negociadores y el propio intendente Ramón Mestre. Como se esperaba, la impugnación del presidente del bloque de ediles radicales se replicó en los negociadores por el Ejecutivo.
Con la paritaria testigo de los estatales provincial (autorizaron subas desde el 30 a 35 por ciento) se podía especular con la propuesta oficial. Sin embargo, según informó Giménez a Alfil aún se está definiendo la metodología. La necesidad de revisar las distintas posibilidades de aplicación del aumento se hace necesaria no sólo para lograr una suba que conforme al apetente Suoem y no desbarajuste la ecuación gastos/ingresos, sino para renegociar la propuesta cerrada de 10 mil pesos de sueldo inicial, sin adicionales, que bajó Daniele días atrás.
Asoma una tangente. Para el Ejecutivo no se trata de discutir si son 9 mil o 10 mil pesos el sueldo inicial, como sugirió el gremio, aunque reconocen que la oferta oficial está por debajo. La discusión –sostienen- radica en qué incluyen y qué no la elevación del básico sugerida. El asunto podría quedar zanjado en ése valor, pero sólo con todas las categorías de bonificaciones y adicionales comprendidas. La gradualidad del pago es el único requisito que pone el municipio para acceder al 30 por ciento de incremento que plantea el Suoem.
Si bien aún no ha promediado la mitad del mes, al Suoem le urge cerrar el aumento antes de que termine marzo para comenzar a beneficiarse de la suba con la liquidación correspondiente. Mientras tanto, mantendrá prendidos algunos focos de conflicto en algunas reparticiones municipales.
Por el momento, las reuniones se seguirán sucediendo. Para esta semana estarían previstos dos nuevos mesas de diálogo más y se espera que la semana próxima se llegue a un porcentaje concreto de incremento y su distribución.

Contratados
La paritaria salarial no será la única discusión de envergadura que Daniele mantendrá con el Ejecutivo. En la agenda sindical sigue pendiente la situación de los contratados. A la fecha, 2000 empleados se desempeñan en la planta transitoria, 900 son artículo 8 y aún quedan aproximadamente 400 monotributistas.
En los pasillos del Palacio 6 de Julio se escucha que el capo del Suoem querría soluciones concretas al reclamo que enarbola las banderas de la efectivización. No sólo se trata de una exigencia añeja y muy sentida, sino de consecuencias electorales directas. En la competencia por su último mandato, Daniele tratará como siempre de anotarse un hito, esta vez, el último y más importante de su extensa carrea en el sindicalismo local.
Según trascendió, la negociación con el Ejecutivo por los contratados –y, por extensión, la realización de los concursos anunciados- comenzaría en abril.