Docentes embolsan aumento (31,6%) pero van al paro (priorizan adhesión a Ctera)

Pese al acuerdo que consiguieron la semana pasada, los anuncios rimbombantes y las fotos con sonrisas frondosas, los docentes provinciales dejaran de lado -al menos por 48 horas- el aumento salarial del 31,6 por ciento con la provincia para adherir al paro en “solidaridad” con Ctera, que impulsa la medida porque casi la mitad de las provincias no llegaron a ningún acuerdo.
La historia vuelve a repetirse como hace un año, cuando los maestros cordobeses consiguieron el aumento que pretendían y sin embargo pararon por el resto.
Ayer por la tarde, la Provincia dio a conocer su disconformidad con UEPC y demás sindicatos docentes a través de tres vías: los tuits desde la cuenta oficial de José Manuel de la Sota, un comunicado del Gobierno provincial y declaraciones del ministro de educación Walter Grahovac.
Desde su cuenta personal de dicha red social, el gobernador De la Sota encabezó sus reclamos apuntándole a la UEPC y SADOP (docentes privados): “Así no. Paran por solidarios con Ctera y no son solidarios con el pueblo de Córdoba que les paga el mejor aumento del país”. E inmediatamente pretendió sugerirles una forma de protestas sin cortar el inicio del ciclo lectivo: “Sean solidarios con maestros de otras provincias dando clases alusivas al reclamo, pero den clases en Córdoba que les cumple y paga” y por último dijo: “No tiren por la borda la ejemplar paritaria salarial llevada a cabo. No defrauden a los cordobeses con un paro injustificable”.
Por su parte, el ministro Grahovac destacó que “se descontará el día” a los docentes que paren y recordó que en Córdoba se dio el mayor aumento salarial a docentes en todo el país.
Luego de los conceptos del Gobernador y el ministro, desde el Panal salió un comunicado oficial considerando la medida de fuerza como “la solidaridad mal entendida”.
El escrito comienza diciendo que “el gobierno de Córdoba expresa su desconcierto y malestar por la decisión del gremio de Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba de adherir al paro dictado a nivel nacional por CTERA para los días 5 y 6 de marzo” y recuerdan que “los docentes cordobeses firmaron junto al Gobierno provincial el acuerdo salarial más alto del país, del 31,6% promedio, que le permitirá, por ejemplo, a un maestro de grado que recién se inicia en la actividad, con jornada simple (cuatro horas diarias), tener un ingreso de $6011. En tanto una directora percibirá un ingreso de $14.607”.
Consideran el paro de los docentes cordobeses “inadmisible” por acompañar “una medida nacional que es totalmente ajena a la realidad provincial”.
Desde la provincia consideran que “el pueblo de Córdoba hizo un gran esfuerzo económico para ofrecerle a sus docentes un aumento superior al del resto del país. Este es el tercer año consecutivo donde la oferta de Córdoba está por encima de las demás provincias. Por ello, tal decisión vuelve la espalda a la sociedad cordobesa que espera de sus docentes que la vocación y el servicio de educar no sea empañado por una medida que obedece a circunstancias del todo ajenas a ellos”.
El Gobierno critica “la solidaridad mal entendida por las organizaciones gremiales que representan a los docentes, afecta a nuestros niños y jóvenes, y únicamente procura impedir el normal inicio del ciclo lectivo”.
Respecto del descuento de los días no trabajados a aquellos docentes que no concurran hoy y mañana a trabajar a las escuelas provinciales, el Gobierno comunicó que la “deducción promedio será de $500 pesos por ambos días”.

Acto inaugural
Más allá de la medida de fuerza, el acto inaugural del ciclo lectivo se realiza en la mañana de hoy en el IPET 344 Anexo Los Cedros, de la localidad que lleva el mismo nombre.
No se confirmó oficialmente si participará del mismo el gobernador De la Sota.