Binner cruza “desboque juecista”: busca tratativa directa con Mestre

ilustra binner pone broche a juezEl diputado nacional Hermes Binner pasará hoy por Córdoba en el marco de su habitual recorrida veraniega por los principales destinos turísticos del país. El Festival de Folklore de Cosquín será el escenario elegido para aprovechar la proyección nacional que habilita las cámaras del tradicional evento. Claro, que no partirá sin antes concretar reuniones “personalizadas” con dirigentes que conforman el Frente Amplio Progresista (FAP) local, a las que se sumarían miembros de la UCR.
Según confirmaron desde la organización, en los encuentros tendrán prioridad los miembros activos del espacio. La aclaración se hace necesaria si se tiene en cuenta que la escala del presidenciable en la provincia había sido vendida por los operadores de la fuerza como una “continuación” natural de la cumbre que protagonizó el líder del Frente Amplio Progresista con el referente nacional de la UCR, Ernesto Sanz, en Mar del Plata a mediados de enero.
Cabe recordar que la reunión finalizó con la rúbrica de un compromiso para construir de manera conjunta propuestas de gobierno y, además, convinieron una serie de encuentros para imponer la idea de “proyección nacional” de la coalición en ciernes.
Lo cierto es que en esta oportunidad la provincia no generaría la atmósfera para las anunciadas cumbres que pretenden promocionar la experiencia de alianza FAP-UCR en Santa Fe que dio pruebas de éxito, pero ahora en un frente nacional. La corrección del enfoque del nuevo desembarco de Binner tuvo que hacerse sobre la marcha.
Desde el Partido Socialista de Córdoba explicaron que se decidió en la ocasión aprovechar la visita de su principal referente para cohesionar las relaciones entre los miembros tradicionales del espacio político y organizar las directivas de trabajo. Al tiempo que no manifestaron ansiedad porque se hagan públicas las tratativas con la UCR.
“La construcción de una alianza, de un programa de política comunes en el plano local tiene sus complejidades. Hay una mirada positiva al respecto, pero hay que ir despacio”, opinó un dirigente cercano a Binner, en clara referencia a la estrategia de miembros del FC para encarar un acercamiento, primero, con Ramón Mestre y limar asperezas con el centenario partido.
Precisamente un perfil bajo es el que quieren adoptar desde el PS (o, en realidad, tomar las riendas de la negociación con Binner como principal responsable). Es por eso que, anoche, se aceleraron las conversaciones para que la visita del exgobernador tenga un condimento especial, caída la posibilidad de una cumbre con la UCR en el plano nacional. Varias voces de la UCR, FC y PS aseguraron que existen grandes posibilidades de que el médico santafecino sea recibido por Mestre en su paso por la Capital.
El PS, como suele ocurrir en estos casos, tiene la tarea de coordinar la agenda de su principal referente nacional cuando se decide una nueva recorrida en suelo cordobés. Actividad a la que dedica tiempo y esmero pero que a la vez habilita la oportunidad de diferenciación de sus colegas, los juecistas.
En este nuevo capítulo del sainete que protagonizan juecistas y socialistas (un poco más moderado desde que el legislador Birri logró su separación de la bancada del Frente Cívico) los dirigentes del partido de la rosa entienden que Mestre “jugará orgánicamente” y que precipitar decisiones puede tener consecuencias indeseadas. “Juez intenta ir más rápido, quiere apurar un acuerdo y es natural que los radicales quieran tomar distancia”, agregó la misma fuente.
Si se concreta el encuentro con Binner, desde el socialismo estarían más que satisfechos ante la posibilidad que se abra un diálogo directo con el dirigente más expectable de la UCR de Córdoba. Los “desboques” juecistas que generan preocupación en el manejo de la estrategia frentista pasarían a ser sólo un detalle de color.