Brito: “No están dadas las condiciones para comenzar la negociación salarial”

Por Juan Pablo Carranza
[email protected]

ilustra pensantesUn signo de pregunta parece asomarse sobre la discusión paritaria entre los estatales y la provincia. Tanto el gobierno como los sindicatos están desconcertados. La devaluación del dólar oficial, la inflación y la falta de claridad sobre las proyecciones económicas pintan un escenario confuso para cualquier negociación salarial.
“No están dadas las condiciones económicas para comenzar a negociar la pauta”, apuntó el ministro de Trabajo, Adrián Brito, encargado de llevar la discusión por parte del Panal. La incertidumbre económica hace imposible fijar precisiones sobre el incremento salarial.
La provincia no quiere comprometer sus arcas y los dirigentes no quieren llevar un acuerdo insuficiente que se licúe a medida que trascurre el año. De todas formas, las conversaciones informales ya comenzaron. Ayer Brito recibió en su despacho del Panal a José Pihen (SEP) y posteriormente a Juan Monserrat (Uepc). Se trató de un acercamiento para descomprimir lo que asoma como una negociación complicada, principalmente a la luz de las últimas medidas tomadas por la Casa Rosada en materia cambiaria.

CGT Regional misma postura
En la reunión de ayer, la CGT Regional Córdoba estableció la misma postura que el ministro. A la luz de la compleja situación económica, la central obrera decidió evitar por el momento una discusión de porcentajes. Anticiparse a la negociación en este contexto es peligroso. La inflación y la devaluación pueden en el largo plazo diluir cualquier tipo de aumento.
Sobre este punto algunos dirigentes prefieren citar la famosa frase de Juan Domingo Perón en el exilio: “Hay que desensillar hasta que aclare”. Para porcentajes aún es muy temprano. Recién el lunes próximo cuando comiencen las tratativas formales, podría comenzar el desfile de números, eso sí, si se empieza a despejar.
Mientras tanto cualquier cifra es arriesgada. La provincia procurará encausar las pretensiones de los gremiales de acuerdo con su estimación presupuestaria. Antes de la devaluación de la semana pasada el número que sonaba en los pasillos del Panal era de 28 %, mientras que las intenciones de las dirigencia gremial estaban en sintonía con el aumento que consiguieron las fuerzas de seguridad a fines del 2013.

Reunión con el gobernador
Una de las noticias más esperadas por el grueso del sindicalismo local es la reunión que el gobernador José Manuel de la Sota le habría concedido a la CGT Regional. Tal como anticipó este diario, Pihen les comunicó a sus pares la intención del mandatario de reunirse con ellos en los “próximos días”. Fuentes gremiales indicaron que el encuentro se concretaría esta semana.
El SEP intentará acercarle al gobernador sus inquietudes por la inclusión en la paritaria de las agrupaciones de salud (UTS y Médicos Unidos). Pero un encuentro con el arco gremial reviste, en este contexto económico, de un carácter político que excede los reclamos puntuales. Es una forma de descomprimir la conflictividad.



Defensa del Salario
En el mitin de ayer, amén de discutir sobre la suba del dólar y la inflación, los sindicalistas cordobeses decidieron poner en estudio un plan de acción en defensa del salario. El próximo lunes, decidirán qué tipo de medidas llevarán a cabo.