O. Pellegrini denunció motivos políticos al no lograr libertad de sus 12 clientes

ortiz pellegrini carnet 001
Miguel Ortiz Pellegrini

Los policías imputados y apresados por supuestos ilícitos cometidos los días 3 y 4 de diciembre han tenido diferentes suertes en lo que va de la mediática causa que lleva adelante el fiscal Raúl Garzón. Unos siguen detenidos; otros han sido liberados.

El criterio que hasta ahora parece determinante en la situación tiene que ver con el patrocino del que gozan. En tal sentido, el grueso de agentes implicados pueden dividirse principalmente en dos grupos: clientes del Miguel Ortiz Pellegrini (doce); clientes de Ricardo Moreno (dos). Los primeros, siguen tras las rejas. Los que componen el segundo grupo, han salido. De hecho, ayer el fiscal determinó la libertad del uniformado Cristian Molina, quien había sido detenido hace 7 días. Moreno, su representante legal, aportó elementos que indicarían que el efectivo no formó parte del acuartelamiento.

El miércoles ya había sido desaprendida la expenitenciaria Adriana Rearte, vocera del grupo de mujeres que reclamaban mejores condiciones laborales para quienes integran la fuerza policial. La mujer es también defendida por el asesor letrado el gremio Surrbac.

 Acusaciones al fiscal



Tras la negativa de la Justicia de liberar a los clientes de Ortiz Pellegrini, el ex legislador por el Frente Cívico salió de inmediato a poner en tela de juicio el trabajo del fiscal y lo vinculó con el poder político que conduce la Provincia. “Producidos los hechos de diciembre había que tomar dos decisiones: una, ser imaginativo y generar otra relación de la policía con el gobierno; y otra que implica el escarmiento, echarlos, meterlos presos. El gobierno eligió la segunda, y aquí pasa por la acción del fiscal Garzón. Una podía ser instrumentar un proceso que sirviera a esos fines funcionales al escarmiento; otra hacer un proceso judicial como corresponde, conforme a derecho”, disparó.

Y luego ahondó críticas: “Desde el punto de visto del derecho, esto es un mamarracho, no se puede entender que alguien que tiene una acusación tan leve pueda estar privado de su libertad (…). La acusación es desobediencia, que tiene una pena de 15 días a un año, y la otra es instigación, cuando esta última tiene una pena superior a los seis años pero se refiere a un delito como desobediencia, toda la doctrina argentina dice que es impune”.

ricardo moreno carnet 001
Ricardo Moreno

Cabe recordar que Ortiz Pellegrini llevó adelante la representación “gremial” de los policías auto-acuartelados los días en que se produjeron los saqueos masivos, llegando a rubricar un acuerdo con el gobierno de la Provincia que constaba de 13 ítems, incluidas las mejoras salariales. Ese rol de mediador fue exitoso, no así el desempeño en la causa judicial.

 Más exposiciones

El fiscal viene tomando declaración a los policías imputados desde el martes pasado. En total serán 17 exposiciones y se prevé que en la jornada de hoy recabe información de cuatro integrantes de la fuerza sobre los que también pesa la imputación por los delitos de desobediencia a la autoridad e instigación a la comisión de delitos. Todo parece indicar que Garzón tiene la idea de que durante el 3 y 4 de diciembre los agentes “insurrectos” posibilitaron el inicio de los hechos de vandalismo haciendo saber a delincuentes que habría durante la protesta lo que en la jerga se denomina “zonas liberadas”. Esa teoría se habría extendido en los pasillos de tribunales.