Suoem logra reincorporación de contratados y extiende tregua

DSC_3855
El secretario general del Suoem, Rubén Daniele, encabezó una nueva reunión del cuerpo de delegados. Tras un cruce de llamados con el Ejecutivo, se resolvió extender la tregua en virtud del compromiso oficial de reincorporar a cuatro excontratados.

El Suoem abrió una tregua de 72 horas en medio de las asambleas de dos horas por turno que mantenía en reparticiones administrativas y Salud como forma de protesta por ocho desvinculaciones laborales. La paz y la normalidad en la prestación de los servicios al vecino tenía fecha de caducidad ayer a las 11 horas, momento en que el gremio de los municipales celebraría una nueva reunión del cuerpo general de delegados para decidir la profundización del plan de lucha.
Lo cierto es que habían pasado varios minutos de comenzada la reunión sin novedades del Ejecutivo municipal al respecto. La suspensión de las medidas que propició el gremio liderado por Rubén Daniele formó parte de una respuesta a la solicitud de los funcionarios municipales que llevaron adelante la negociación.
Conviene recordar que los secretarios involucrados Alberto Giménez (General) y Sergio Torres (Finanzas) habían pedido más tiempo para analizar “caso por caso” la situación laboral de los contratados por artículo 8 que fueron cesanteados.
En medio de la reunión y ante la falta de respuesta, el histórico dirigente comenzó a realizar llamados telefónicos en lo que sería la última oportunidad para la gestión de poner punto final al conflicto. Fueron varios intentos, hasta que llegó la que sería la posición oficial del Ejecutivo.
Según informaron desde el Suoem, se renovarían los contratos a cuatro agentes despedidos que, de no mediar inconvenientes, retomarían sus funciones desde el próximo lunes. Si bien no era la respuesta que esperaba sindicalista, quien ya se había pronunciado públicamente asegurando que no aceptaría una sola fuente laboral perdida, fue suficiente para calmar los ánimos caldeados de los delegados presentes. Los cuatro agentes restantes seguirán en estudio, según el compromiso oficial.

Descompresión
La administración de Ramón Mestre habría logrado descomprimir un polo de conflicto en un momento clave si se tiene en cuenta que dentro de algunas semanas se discutirás salarios. En ese contexto ya son “naturales” las asambleas que no tienen otro objetivo más que presionar al Ejecutivo y acelerar la llegada de un resultado afín a las pretensiones sindicales. Serían demasiados dos meses con conflictos para iniciar el año, independientemente del motivo.
No obstante, Daniele aprovecha la oportunidad para enviar otro mensaje. Jamás pondrá reservas en materia de ingresos al municipio, al fin y al cabo un empleado más es un afiliado más que potenciará las arcas del poderoso sindicato. Pero quiere dejar en claro que nadie se va del municipio sin su consentimiento.
Si la gestión planeaba reducir los contratos, basándose en legítimos parámetros para evaluar la eficiencia del empleado, tendrá que vérselas con el Suoem que ahora estará más atento que nunca a las jugadas venideras.
También quedaría demostrado que Mestre y su equipo prefiere evitar la confrontación directa con el sindicato y priorizar el camino del diálogo. Claro que ésta modalidad es una invitación abierta para el Suoem intervenga en las decisiones de gobierno.

Sin medidas
Según versiones circulantes, la atención sería normal en la jornada de hoy en el municipio y seguirá el alerta hasta que se resuelva la situación del grupo de contratados pendientes.