Capitanich: “Evitar cualquier tipo de acciones extorsivas”

p05-1
“El apoyo de las fuerzas federales es absolutamente contundente para evitar cualquier tipo de acción que implique medidas de carácter extorsivos”.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó ayer que “el apoyo de las fuerzas federales es absolutamente contundente para evitar cualquier tipo de acción que implique medidas de carácter extorsivos”.
Asimismo, el ministro coordinador dejó en claro que la medida fue dispuesta a partir de “un requerimiento formal” del gobernador cordobés, José Manuel De la Sota, luego de que cuatro policías fueran sancionados ante la sospecha de un posible autoacuertalamiento en protesta por posibles sanciones.
El secretario de Seguridad, Sergio Berni, advirtió ayer que el Gobierno “no va a permitir la extorsión por parte de algunos sectores de la policía” de Córdoba, al tiempo que reclamó a la Justicia que acelere los tiempos de las causas por rebelión policial y “actúe con la rigurosidad del caso”.
Berni confirmó que ya fueron enviados a Córdoba “más de mil efectivos de las tres fuerzas de seguridad dependientes del ministerio: la Gendarmería, la Policía Federal y la Policía de Seguridad Aeroportuaria” como medida preventiva luego de que cuatro efectivos de la Policía provincial fueran sancionados porque presuntamente promovían un nuevo autoacuartelamiento.
“Estamos próximos a enviar el plan de ejecución de acuerdo a las directivas que estamos coordinando con el gobierno de Córdoba”, precisó el funcionario nacional en declaraciones a radio 10.
En otro orden, Berni apuntó que “la justicia está haciendo una tarea investigativa importante” sobre la presunta protesta que iban a realizar los policías de Córdoba y confirmó que la secretaría está “actuando” para esclarecer el caso.
“No vamos a permitir la extorsión por parte de algunos sectores porque, hay que recalcarlo, no es toda la policía, son algunos pequeños grupos dentro de la policía que todavía no se adaptan a vivir en convivencia con la democracia”, aseveró Berni.
Además, el funcionario agregó que estos grupos “se creen que porque la Constitución le ha dado un arma tienen derecho a extorsionar a quienes les dieron un arma”.
Respecto del estado de la investigación por la rebelión policial en Santa Fe, donde se sospechaba que existía algún vínculo entre la protesta y los saqueos, Berni aclaró que “aquellas causas judiciales siguen su curso”.
“Hay que esperar que la justicia, que se toma el tiempo que no son los tiempos que nosotros esperamos y que llega tarde, alguna vez llegue y actúe con la rigurosidad del caso”.