Negociación desdoblada podría bajar “piso” paritario policial (33%)

1 slide
El titular del SEP, José Pihen, dijo en los micrófonos que la policía marcó el parámetro de las paritarias. Pero sus compañeros del Gobierno pretenden cerrar muy por debajo del 33%. ¿Libreto para las bases?.
El famoso reflejo de autopreservación del peronismo (y por ende de la CGT Regional Córdoba inclinada hacia oficialismo provincial) y, por otra parte, el “argumento” del desdoblamiento paritario para minimizar los riesgos de la inflación en el salario, pueden convertirse en las dos llaves a mano para el debutante ministro de Gestión Pública, Manuel Calvo, en rol de negociador. En consecuencia, es factible un aumento del 28% dividido en dos (caso semestral), su equivalente trimestral o cuatrimestral.

Por Daniel Zen
[email protected]

El esfuerzo contributivo de tasas e impuestos provinciales que tendrán que hacer los cordobeses este año tuvo gran impacto cuando fue anunciado y conllevó costos políticos para la administración delasotista. Por eso, ahora en el Panal hay orden estricta de cuidar la recaudación y mostrar gestión tras un 2013 excesivamente desgastante para el peronismo oficial. Pero eso se hace con recursos económicos.
En tal orden de cosas, trascendió que es definición inamovible del primer mandatario para con sus negociadores evitar pagar a los miles de empleados públicos provinciales un incremento salarial del 33%, que es el porcentaje logrado por los policías después de presionar hasta la asfixia en diciembre pasado. El 33% es, ni más ni menos, la recomposición que todo el arco gremial reclama ahora.

“El gasto público se iría de las manos si cerramos en 33%, no hay margen para seguir aumentando la presión tributaria. Si queremos reacomodarnos frente a la gente y dar pelea alguna en 2015 hay que mostrar gestión y más gestión. Para eso se necesitamos plata”, afirmó con claridad meridiana un importante ministro a este medio ayer.
Según dirigentes gremiales de la CGT Regional Córdoba que están más que convidados con la información que se genera en el despacho principal de Casa de Gobierno, el ofrecimiento oficial arrancará en un 28%. Serán entonces los 5 puntos porcentuales existente entre el “precedente” policial de diciembre y la oferta que pondrá sobre la mesa la Provincia, lo que configure el parámetro de negociación.
Parece mucho, y lo es teniendo en cuenta el escaso margen para la conflictividad que le queda al gobierno. Pero hay dos llaves que podrían destrabar más o menos rápidamente y sin ruidos el conflicto natural empleado-empleador en paritarias.

Reflejo de poder del peronismo
De la Sota y su equipo tienen en claro -y lo manifiestan- que la sociedad no tolera más conflictos después de los sacudones recibidos por la Policía, primero con el narcotráfico, luego con el autoacuartelamiento causante de la ola de saqueos.
Eso significa casi literalmente que desde el Centro Cívico se intentará liquidar rápidamente la negociación y evitar manifestaciones, marchas y paros. Es allí donde podrá entrar en juego el inconfundible reflejo del peronismo para la reproducción y mantención de poder, que siempre está más allá de cualquier contradicción ética o política: véase, la CGT Regional Córdoba es en buena parte oficialista, difícilmente apriete demasiado al comprender que eso puede aportar una granito de arena al latente peligro de tener que negociar con “otros” en 2015.



Inflación y desdoblamiento
Los dirigentes gremiales locales, a tono con las noticias del “rubro” a nivel nacional (ver página 4 o en web artículo: “CGT opositora reclama paritarias cada 90 días, Gobierno no interferirá”) podrán justificar frente a sus bases una recomposición salarial menor al 33%, presentando como positivo un muy posible desdoblamiento de la negociación salarial para neutralizar el efecto potencial de una indómita inflación.
Podrán decir, pues, que resignan algunos puntos (los que pretende Provincia) pero que a cambio habrá posibilidad de discutir por trimestres o por semestres, y que de esa manera, si la depreciación de la moneda dispara los precios, la posibilidad de que los salarios acompañen la escalada es mucho mayor.