Tras la condena a Petrone, Brito confirma apelación del fallo

KD9L0277
El tribunal que preside Rojas Moresi hizo una exhibición de sintonía fina con los fiscales y le impuso a Petrone la misma sentencia que pidieron los acusadores.

Marcelo Brito, abogado defensor del empresario Jorge Petrone, confirmó que apelará (técnicamente, casación) el fallo condenatorio contra su cliente ante el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia por vicios formales y materiales de la sentencia de la Cámara Décima del crimen, que lo condenó a cinco años y medio por el caso de usurpación de un predio de 63 hectáreas ubicadas a la vera de la autopista a Carlos Paz.

El tribunal, integrado por Juan José Rojas Moresi, Juan Manuel Ugarte y Eduardo Valdés, encontró el viernes culpable a Petrone y a otros cinco imputados, aunque sólo para el presidente de Gama y otros cuatro la pena es de prisión efectiva (más de tres años). Ellos son: Jorge Petrone, cinco años y medio, más una multa de $ 80.000, por falsedad ideológica y usurpación; Oscar García, tres años y medio, por falsedad ideológica; Diego Oxandaburu, cuatro años y tres meses (quedó en libertad porque ya cumplió tres años de prisión preventiva); María Laura Pace, tres años y medio, por falsedad ideológica; y el escribano bonaerense Alfredo Enz, con cuatro años (ya detenido por lo que seguirá preso). Finalmente, Ramón Ordóñez, con tres años, quedó en libertad condicional.

Adicionalmente, Petrone, García, Enz y Oxandaburu fueron condenados solidariamente a pagar $ 197.000 por daño moral a la dueña del campo, Susana Muñiz Ruiz Orrico, más las costas del juicio.

El principal inversor inmobiliario de la ciudad y dueño de la empresa Gama no pudo tener peor suerte: el tribunal que preside Rojas Moresi hizo una exhibición de sintonía fina con los fiscales, Pablo Sironi y Enrique Gavier, y le impuso a Petrone la misma sentencia que pidieron los acusadores, cinco años y medio, aunque en la audiencia final de los alegatos los camaristas le habían dado la razón a Brito (de que sólo habían pedido la pena pero sin formular la acusación) y le permitieron, después de un cuarto intermedio de dos horas, remendar la pieza acusatoria con dos carillas «leídas» por Sironi.



La apelación será considerada por la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que preside Aida Tarditti. La participación previa del máximo tribunal de Córdoba y, en especial, de Tarditti, durante la instrucción, hacen presumir un destino complejo para este recurso, aunque en la voluntad del empresario y su abogado existe la voluntad de llegar a la Corte Suprema. Es que en el largo proceso de instrucción (ocho años y medio) el TSJ ya había tomado el expediente, de lo que resultó la remoción de dos vocales de la cámara, Carlos Salazar y Francisco Gilardoni.

También fue materia controversial la decisión de que sea el tribunal de la megacausa del Registro de la Propiedad, la Cámara Décima del Crimen, el que sustancie el juicio. Y la verdad que el único vínculo entre el caso Petrone con aquel sonado proceso es que hubo adulteración de escrituras. Por lo demás, no hay ni un imputado o acusado en este juicio que sea o haya sido empleado o funcionario del organismo provincial que emite los títulos de propiedad.

Brito deberá esperar la lectura de los fundamentos de la sentencia para después de la feria, con precisión, el 14 de febrero, según adelantó la cámara. Por lo menos 15 días después, recién podrá el letrado presentar el recurso.

Para el anecdotario quedará la difusión de un video por televisión del momento que esposan a Petrone, el viernes a las 7 de la mañana,  para arrestarlo un día antes de que se emitiera la sentencia. Es evidente, por el ángulo de la grabación, que la toma proviene de donde estaban sentados los abogados defensores, probablemente utilizando un celular. Todos en el juicio saben quién entregó este video. No hace falta suministrar detalles sobre esta incorrección: el foro penal es chico y todos se conocen en Córdoba.