Pese a revés judicial, Monsanto ratificó permanencia

Ayer la Justicia de Córdoba cordobesa ordenó la paralización de las obras de la planta que pretende armar Monsanto en la localidad de Malvinas Argentinas, hasta tanto estén los resultados del informe de impacto ambiental.
La Sala Segunda de la Cámara del Trabajó emitió un dictamen en horas del mediodía en favor de la parte constituida por grupos de ambientalistas y vecinos de la ciudad en cuestión, que habían apelado pidiendo la detención de la construcción.
El fallo también mandó al municipio a abstenerse de emitir algún tipo de autorización mientras no se complete el informe y se realicen las audiencias públicas pertinentes que prevé la Ley.
Según los ambientalistas la resolución es también una señal contra lo que decidió el Tribunal Superior de Justicia, que habría habilitado la obra sin tener el resultado del estudio de impacto ambiental.
Desde hace pocos días, se observó el retiró elementos de construcción como contenedores, grúas y maquinarias que estaban instaladas en el predio, lo que anticipó de alguna manera el resultado del falló y evidenció que la multinacional tenía conocimiento de lo que acontecería.
A partir de esto surgieron rumores sobre una posible emigración de la empresa a otras provincias, cosa que ayer fue desestimada en un parte de prensa. Inclusive, en el mismo texto Monsanto indica que apelará la decisión.
“Monsanto confirma que apelará dicha sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia, dado que considera legítimo su derecho a construir la planta al haber dado cumplimiento con todos los requisitos legales y haber obtenido las autorizaciones para ello conforme la normativa vigente, lo que fuera confirmado por sentencia del Juzgado de Primera Instancia de fecha 7 de octubre de 2013”.
El motivo concreto que aduce la polémica multinacional es que “ya se ha presentado el estudio de impacto ambiental, documento que está en proceso de evaluación por parte de la Secretaría de Ambiente de la Provincia”.
Cabe recordar que el tema de la instalación de la planta ha tomado gran estado público, inclusive en la campaña electoral y puede que hasta haya generado costos políticos al kirchnerismo, a Unión por Córdoba y a la UCR local. Asimismo, en días se cumplirán 5 meses desde que vecinos y ambientalistas han levantado una carpa de protesta y bloquean el ingreso de camiones a la planta.

MST
Luego del fallo, el partido MST-Nueva Izquierda envió un comunicado expresando conformidad. “Este es un gran paso para los que hace más de un año y medio venimos dando la pelea contra esta empresa saqueadora, contaminante y asesina. Este fallo nos demuestra que con organización y lucha se pueden vencer los gigantes”.
Indicaron también que seguirán pugnando para que se realice una consulta popular vinculante en la localidad.