Opositores reclamaron una real autocrítica a De la Sota

p04-1El discurso del gobernador José Manuel de la Sota en la noche del lunes, para despedir el 2013, no fue celebrado por la oposición, cuyos dirigentes consideraron insuficiente la “autocrítica” realizada en el mensaje televisado. El presidente del bloque de legisladores radicales, el riocuartense Eduardo Yuni, afirmó que “los cordobeses no necesitamos perdonar ni disculpar”. “Necesitamos gestión, transparencia y planificación”, completó.
Para Yuni, “es difícil reconstruir una sociedad cuando sólo se escucha y piensa desde el marketing”.
El radical sostuvo que luego de una década y media de gobierno de Unión por Córdoba, hay “una generación perdida”. “Éramos La Docta, hoy son los narcos y saqueadores”, graficó.
“Los cordobeses queremos diálogo con la oposición, no disculpas de fin de ciclo”, reclamó.
Por otro lado, respecto a la crisis policial de diciembre, Yuni afirmó que “hoy la ausencia de autoridad es ser extorsionado y permitirlo”. Para el titular del bloque radical, De la Sota “es rehén de la policía que su gobierno armó y nos hizo rehenes a los ciudadanos”.
A su vez, la legisladora que preside la bancada del Frente Cívico, Liliana Montero, declaró que “este tiempo de ausencia no fue utilizado para hacer una verdadera autocrítica”.
“El problema es Aguas Cordobesas, los docentes y las enfermeras que son faltadores, los policías que son malos y el gobierno nacional ni que hablar”, repasó, en relación a las consideraciones del Gobernador sobre las causas de los padecimientos de la provincia.
“Sería muy sano que De la Sota tenga una pizca de autocrítica; ¿él no tiene nada que ver con lo que está pasando en Córdoba?”, se preguntó.
Montero resaltó que De la Sota mencionó “los desaciertos que he reconocido”, pero volvió a preguntarse: “¿alguien me puede decir cuáles ha reconocido?”. “En este mensaje ninguno, en otros tampoco”, se contestó.
En su mensaje de la noche del lunes, De la Sota admitió que pensó mucho “si debía o no comunicarme con ustedes de este modo, para desearles felicidades en estas fiestas. Sé muy bien que el sabor amargo de los últimos episodios nos ha irritado a todos. Y eso nos pone malhumorados, enojados, mucho menos alegres que de costumbre”, sostuvo el mandatario.
“Comparto y comprendo esa tristeza y ese disconformismo, y hasta entiendo ciertas desesperanza que algunos cordobeses tienen atragantadas, y siento que el año termina oscurecido por muchas razones”, añadió De la Sota.
En ese contexto señaló que las razones por el cual el año termina oscurecido es “no sólo por los desaciertos que he reconocido y que vamos cambiando, sino también por las peleas políticas de la última campaña electoral y por el conflicto policial, cuya metodología extorsiva provocó un gran daño a nuestro pueblo, imposible de tolerar viviendo en democracia”.
En otro de los párrafos del discurso manifestó que “he aprendido a reconocer mis errores, y sobre todo aprendí a corregirlos”.
“Sólo les pido que trabajemos juntos para restablecer la amistad social y recuperar los valores que nos unen a los cordobeses”, expresó.