Haydeé Padilla: Más allá de la censura y la violencia de género, sobrevive el talento

2013-12-29CHONAHaydeé Padilla interpreta este verano a una representante de conjuntos de cumbia y bailanta en la comedia escrita y dirigida por José María Muscari “Familia de Mujeres”, pieza que reúne en un mismo escenario a actrices tan dispares como Luisa Kuliok, Dalma Maradona, Gladys Florimonte, Ernestina Pais o Luisa Albinoni.
Su incorporación se produjo hace pocas semanas, luego de que Hilda Bernard resolviera “bajarse” de la comedia. Fue entonces cuando el director y la productora Nazarena Vélez, decidieron convocar a esta artista talentosa, para interpretar a la jefa de familia de estas mujeres que tienen distintas y alocadas historias por contar.
“Cuando me llamaron para hacer este personaje me pareció interesantísimo hacerlo. Yo tenía algunas propuestas pero la que más me gustó fue ésta porque me atrae mucho la forma de trabajar que tienen Muscari y Nazarena. Me refiero a su dedicación para montar una escenografía, la elección del vestuario, la puesta en escena; todo ello sin mezquindad en los gastos. Esto ocurre porque Carlos Paz se ha convertido en un lugar muy importante como plaza teatral”, asegura Haydeé.
La actriz admite incluso que el debut la llenó de ansiedad y nerviosismo, debido a que considera al público cordobés como “muy exigente” y “fuertemente acostumbrado al teatro”. “Puede aceptar espectáculos menos elaborados, pero sabe muy bien cuándo hay un gran trabajo de producción por detrás, como es en este caso”.

La Chona
No es la primera vez que Padilla interpreta un personaje popular y con muchos matices. Ese fue el carisma que tenía su alter ego, “La Chona”. “Es muy curioso que, a pesar del tiempo que pasó, ella continúe clavadísima en lo popular. Yo voy a cualquier lugar y puedo decir que me llamo Haydeé Padilla y la gente se me quedan mirando. Pero digo ´La Chona´ e inmediatamente te identifican. Por eso creo que ella tiene la misma fuerza que tuvo Minguito Tinguitela en su época, en cuanto a la popularidad de la gente. Porque ambos personajes eran bastante imperfectos”.
Así como la actriz disfrutó de las mieles del éxito con “La Chona”, también sufrió su censura en las épocas de plomo. “Me prohibieron porque en la Dictadura se la tildó como un personaje subversivo, mirá qué gracioso. Fui una de las primeras en ser prohibida junto a Mercedes Sosa, María Elena Walsh, Federico Luppi, Héctor Alterio, Víctor Heredia, o Luis Brandoni. No tuve más mi programa (N. de R. “Almorfando con…”, una parodia del programa de Mirtha Legrand), y no me daban trabajo como La Chona. No podía hacer ni televisión, ni radio ni cine”, recuerda Padilla

Mundo hipócrita
Al hablar de su actual personaje, aquel que interpreta en “Familia de Mujeres”, la actriz describe como “una mujer que se defiende en la vida como puede, como tantas personas”.
“Es cruel a veces como representante de los cantantes, y al mismo tiempo tiene estas hijas que son imprevisibles. Pero la comedia tiene un mensaje que tiene que ver con no ser hipócritas. Muchos viven la vida con una careta puesta y mintiendo, y la propuesta de esta pieza es vivir y respetar la elección de vida de quienes piensan de otra manera”, reflexiona la acrtiz.
“Hace años quien hubiera podido creer que iba a autorizarse el matrimonio igualitario, o que iba a defenderse tan férreamente a la mujer maltratada. Porque cuando hace 30 años, se hablaba de que un hombre golpeaba a su mujer era porque ´ella lo ponía muy nervioso´”, grafica.
Si de violencia de género se habla, Haydeé Padilla sabe bien de qué se trata y ha tocado el tema en múltiples oportunidades sin pelos en la lengua. “Por suerte lo que me tocó vivir lo he superado totalmente, y si en algún momento lo hice público fue porque me indignó ver que alguien que formalmente y aparentemente tiene un prestigio, era un maltratador”, explicó Padilla refiriéndose a quien fuera su pareja por más de diez años: Federico Luppi.
“Me he jugado mucho por gente que ha sido maltratada, y llegué incluso a acoger a personas en mi casa, porque me parece terrible el poder que alguien ejerce sobre el más debil. Por eso es que defiendo tanto el mensaje de “Familia de Mujeres”, que enfatiza justamente eso: que no hay que ser hipócritas”, subraya la actriz.