Alto voltaje en el Panal por crisis energética

ilustra cortes con de la sotaE]l gobernador José Manuel de la Sota cierra un año muy difícil. La crisis policial lo golpeó duro, primero por las denuncias de posibles vínculos de los altos mandos de la fuerza con el narcotráfico y luego el reclamo salarial de la policía que dejó a la provincia sin seguridad desde la tarde del 3 de diciembre hasta el mediodía siguiente. Tal como lo admitió un funcionario cercano a De la Sota: “Ese fue el golpe más duro que sufrió el Gobernador en sus tres mandatos”.
Este conflicto fue el último ingrediente que necesitó De la Sota para renovar su gabinete que cuenta con siete nuevos ministros, entre otros cargos.
Todo esto generó la lógica caída de la imagen del mandatario provincial especialmente en Córdoba capital.
Mientras busca recomponer su relación con la sociedad, el Gobernador afronta ahora un clásico de cada verano: los cortes de energía eléctrica. Pero tanto o más grave que la interrupción eléctrica son las declaraciones de los funcionarios de EPEC culpando a la gente porque no sabe usar los electrodomésticos y abusa del servicio. De la Sota estará mal pero muchos de sus funcionarios no lo ayudan para salir del difícil momento. Tuvo que salir del paso el titular del amplio y lumino despacho de la Casa Espejadacon una medida: “No pagarán las facturas de agua y/o luz de diciembre quienes no tuvieron estos servicios en Navidad”.
Muchos barrios sin agua es otro de los problemas que por estos días se sufre en el Panal y ante eso la Provincia intimó a la empresa Aguas Cordobesas a que regularice de inmediato la provisión de agua potable. También hubo retos a EPEC.Todo ocurre con uno de los diciembres más calurosos en mucho tiempo, y con una temperatura máxima sostenida que no baja de los 35 grados en los últimos días.
Otra decisión tomada en la Provincia fue el asueto en la administración pública hasta el 31 de enero.
Durante enero, mientras la provincia viva el mayor momento turístico y los festivales se desarrollen en diferentes puntos del mapa, De la Sota deberá prepararse para afrontar un febrero complicado, ya que comenzará la negociación con los gremios estatales para definir los sueldos. Precisamente en el segundo mes del año llegarán a los hogares cordobeses los cedulones con los aumentos, ocurrirá lo mismo en la ciudad con las tasas municipales que también experimentarán un incremento. Se viene nueva ola de mal humor.
Pensando en 2015
De la Sota pasa uno de sus momentos más difíciles como gobernador en la provincia, sin embargo su nombre sigue estando en boca de dirigentes justicialistas en Buenos Aires, pensando en 2015.
El Secretario adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, afirmó ayer que “los candidatos del peronismo para el 2015 son (Daniel) Scioli, (José Manuel) De la Sota y (Sergio) Massa”.
En diálogo con la agencia noticiosa DyN, Moyano consideró que la CGT que encabeza su padre, Hugo Moyano, puede apoyar tanto a Scioli, como a De la Sota o a Massa, en las elecciones presidenciales del 2015.
“Los candidatos del peronismo son Scioli, De la Sota y Massa”, sentenció el dirigente sindical. “Al dirigente que tome las banderas de la CGT, lo que venimos reclamando en materia de obras sociales, ganancias, aumento a los jubilados y paritarias libres, vamos a apoyarlo”, aseguró Moyano.
De esa manera, uno de los hijos del jefe de la CGT opositora abrió el abanico de posibles alianzas políticas de esa central obrera de cara a la sucesión presidencial de Cristina Fernández.
Cabe recordar que Moyano jugó en las elecciones legislativas en alianza electoral con Francisco de Narváez, pero apenas logró que ingresara a la Cámara de Diputados el canillita Omar Plaini. Luego, el líder sindical posó para la foto junto a Massa, a los pocos días que el intendente de Tigre venciera ampliamente al kirchnerismo en los comicios del 27 de octubre.
Así que la estrategia de los Moyano sería evitar una alianza cuando falta todavía mucho para el 2015. En ese sentido, Hugo se reunió días atrás con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli para hablar de la recolección de residuos en la provincia pero también de política en general.
Por eso, lo afirmado por Pablo Moyano certifica que el moyanismo esta vez se tomará su tiempo a la hora de cerrar filas con algún candidato peronista.
No hay que olvidar que Hugo Moyano, junto a De la Sota, Roberto Lavagna y Francisco De Narváez, pusieron en marcha un espacio el pasado 1 de mayo con un locro servido frente al Panal, pero ese acuerdo se fue desarticulando con la aparición de Massa.