Con fuertes críticas de organismos de DD.HH., Cristina ascendió a Milani

cristina milaniLuego de que el Congreso aprobase el pliego de ascenso a teniente general de César Milani, la presidenta Cristina Fernández entregó ayer el diploma correspondiente al cuestionado Jefe del Ejército. El arribo de Milani a la jefatura de las Fuerzas Armadas generó duras críticas de la oposición, y principalmente de organismos de Derechos Humanos, quienes insistieron con su apartamiento.
Milani, quien fue acusado por referentes y organizaciones de derechos humanos por su presunta actuación en delitos de lesa humanidad cuando estuvo destinado en Tucumán y La Rioja en la década del ‘70, en reiteradas veces enfatizó que apoya el “proyecto nacional” impulsado por la presidenta.
En la ceremonia realizada en el Salón Blanco sin la presencia habitual de militantes ni legisladores del oficialismo, la jefa del Estado entregó los diplomas a cada uno de los ascendidos. Cuando le tocó el turno a Milani, desde uno de los laterales del Salón hubo un breve grito de apoyo que no fue seguido por el resto del público presente en el lugar.

Organismos de DD. HH.
La madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora Nora Cortiñas expresó que le dieron “asco” los senadores que aprobaron el pliego y que la designación significa “la vuelta a la Obediencia Debida”.
“Esto fue un retroceso. Un irrespeto total a la lucha de más de 30 años que llevamos los organismos de derechos humanos”, consideró Cortiñas sobre la sesión en la que el oficialismo, con el apoyo de aliados, avaló en el Senado el ascenso del cuestionado general.
“Los 30 años de democracia quedaron plasmados, ahí en ese recinto, como la pérdida de lo que es la democracia”, y manifestó que “no se puede poner en un cargo de esa importancia a una persona -Milani- que mínimamente está implicada” en delitos cometidos durante la última dictadura.
En este sentido, defendió la postura del Centro de Estudios Legales y Técnicos (CELS), que ayer reiteró el pedido para que se pase a retiro al jefe del Ejército, y afirmó que el kirchnerismo “ni siquiera escuchó la opinión de un organismo que marcó la historia en la lucha por los derechos humanos”.
“Si éste es un plan para ir hacia la reconciliación, están equivocados. Si ésta es una etapa que quieren cerrar con una reconciliación con los genocidas y los cómplices, es un error”, enfatizó la madre de Plaza de Mayo.
Por su parte, el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, expresó su preocupación por el ascenso e insistió con la separación de Milani de las Fuerzas Armadas
“Los testimonios y la documentación existente que lo vinculan con las acciones ilegales represivas llevadas adelante en el marco del terrorismo de Estado en las provincias de Tucumán y La Rioja”, expresó en un comunicado la Comisión por la Memoria de Buenos Aires, órgano que preside.

Oposición
El radicalismo también fustigó al Gobierno por el ascenso, al asegurar que “el kirchnerismo ha decidido bajar las banderas de defensa de los derechos humanos” y advertir que esa decisión es “un retroceso en la cultura de la democracia”.
El presidente del bloque de diputados de la UCR, Mario Negri, afirmó que “parece que han decidido colgar el cuadro de Milani donde antes estaba el de (Jorge) Videla”, y advirtió que “el oficialismo ha decidido ignorar a las víctimas que en La Rioja y Tucumán han denunciado la participación del jefe militar en detenciones ilegales, apremios y falsas deserciones durante la dictadura”.

La defensa de Rossi
En tanto, el ministro de Defensa Agustín Rossi sostuvo que “no hay contradicción” en la política de derechos humanos del Gobierno tras el ascenso de Milani, al indicar que las acusaciones contra el militar “no tenían ninguna comprobación”.
Al ser consultado sobre si no hubo incoherencia en el oficialismo en impulsar el ascenso de Milani mientras el CELS, impugnó esa decisión de la presidenta Cristina Fernández, el jefe de la cartera castrense respondió: “No veo ningún tipo de contradicción”.
“Las objeciones sobre el ascenso del general Milani no tenían ninguna comprobación. Milani se presentó voluntariamente y en una decisión que nosotros compartimos, se presentó en la justicia de Tucumán y de La Rioja para ponerse absolutamente a disposición”, expresó Rossi.
Postergación
El pliego para lograr el ascenso a teniente general ya estaba en el Senado desde antes, pero en julio pasado la jefa de Estado decidió postergar ese tratamiento luego de las acusaciones contra el militar.
Milani egresó del Colegio Militar como oficial del arma de ingenieros y durante casi toda su carrera militar se especializó en inteligencia, área que conduce además dentro del Ejército. Además, pesa contra el militar una denuncia por presunto enriquecimiento ilícito, causa a cargo del juez federal Daniel Rafecas, luego de que el programa televisivo “Periodismo Para Todos” (PPT) destapara que el general cobra un sueldo 15.000 pesos y, sin embargo, posee un lujoso chalet en el barrio La Horqueta, del partido de San Isidro, así como coches de alta gama y otros bienes, entre ellas cuatro propiedades en Cosquín, Córdoba.