Se aplicarían sanciones a miembros de fuerzas de seguridad que realicen paro

p06-1El gobierno nacional impulsa el tratamiento de una ley mediante la cual se modifica el Código Penal para permitir la aplicación de sanciones a los miembros de las fuerzas de seguridad que abandonen actos de servicio o incumplan tareas propias de su cargo. De acuerdo a lo publicado ayer en el Boletín Oficial existe una lista de temas a considerar durante las sesiones extraordinarias del Congreso Nacional, iniciadas el 11 y que se extenderán hasta el 31 de diciembre, que incluye la sustitución del artículo 252 del Código Penal.
La publicación enumera un “proyecto de ley -elaborado por el senador kirchnerista Aníbal Fernández- por el cual se sustituye el artículo 252 del Código Penal, incorporando penas específicas para aquellos miembros de las fuerzas de seguridad nacionales, provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. Asimismo se incluye a “agencias estatales armadas que por su naturaleza tuvieren a cargo el cuidado de personas, que a sabiendas abandonen injustificadamente actos de servicio o maliciosamente omitieren la prestación regular de la función a la que reglamentariamente están obligados”.
La iniciativa impulsada por el ex jefe de Gabinete surge a raíz de los últimos autoacuartelamientos policiales ocurridos en varias provincias en reclamo de mejoras salariales, que derivaran en saqueos a comercios y violentos sucesos que provocaron varios muertos e innumerables destrozos.
Por su parte, el ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, aseguró que “el conjunto del pueblo argentino quiere vivir una Navidad y un fin de año en paz y con tranquilidad” y repudió a los “grupos delictivos que se organizan” para producir actos vandálicos. Rossi formuló declaraciones al participar de la presentación de las nuevas autoridades del Frente Grande de la provincia de Buenos Aires, en un acto que se desarrolló en la Facultad de Psicología en La Plata.
Consideró que los saqueos registrados las últimas semanas en distintos puntos del país fueron “organizados por grupos delictivos” y pidió que “nada de esto vuelva a suceder”. El ministro subrayó que “tampoco lo que uno ha visto como saqueo puede identificarse de esa manera ya que claramente son grupos organizados que delinquen y que esa situación merece toda nuestra crítica”.
“En las fiestas uno se reencuentra con afectos importantes y todos los que tenemos responsabilidad política e institucional tenemos que priorizar eso”, destacó y agregó que “debemos ayudar a que el pueblo argentino pueda celebrar esta Navidad y este fin de año en paz, con esperanza y con tranquilidad, como siempre”. En relación a posibles nuevos actos de vandalismo, dijo que “esperemos que no suceda nada” y añadió que “yo soy de Rosario, la memoria de los saqueos está presente desde 1989, durante la hiperinflación de Alfonsín, y desde 2001; pero hoy no hay ninguna situación similar a aquellas”.
“En el gobierno de Raúl Alfonsín había una inflación del 3.000 por ciento y quienes se movilizaron fueron las madres de familia que buscaban llevar un plato de comida a su casa. En 2001 hubo una desocupación creciente, una crisis en el gobierno, en el sistema financiero, que fueron importantísimas”, planteó. Afirmó Rossi que “estos días vimos algo que nada tiene que ver con eso: no hay ni condiciones económicas, ni sociales que se asemejen a 1989 ni a 2001”.