Provincia otorgó moratoria previsional a municipio ($30 M)

Por Yanina Passero
[email protected]

AnsesEl municipio capitalino realiza mes a mes liquidaciones complementarias a la populosa planta municipal. Muchas de ellas producto de negociaciones reñidas y de último momento con el Suoem que redundan en la autorización de horas extra y otros adicionales salariales. Sólo basta con observar los pagos de deudas, por fuera del básico, que la gestión realiza a menudo para descomprimir la conflictividad sindical en áreas de servicios sensibles. Otras, obedecen a rectificaciones oficiales por liquidaciones incorrectas, como por ejemplo Ganancias.
Todo un dolor de cabeza para las áreas involucradas en el cálculo de haberes de más de 10.800 empleados públicos, paliado en parte con el debut del nuevo sistema que el intendente Ramón Mestre importó de la Municipalidad que Tigre como producto de las relaciones de cooperación con Sergio Massa. Lo cierto es que las distintas escalas que atraviesa la confección del salario municipal hasta su cierre definitivo generaron una deuda con la Caja de Jubilaciones de la Provincia por desfasajes entre la información enviada a través de una aplicación informática y las planillas impresas elaboradas por el Ejecutivo municipal.
Las diferencias no sólo se registraban en el monto de los aportes y contribuciones, sino también en las historias laborales de los trabajadores del Palacio 6 de Julio y sus reparticiones. Es por esto que la gestión radical solicitó al organismo previsional un plan de pagos para cancelar una deuda de casi 30 millones de pesos.
Mientras Mestre puso en marcha la tercera moratoria impositiva que facilitó en sus dos años de mandato para aumentar la recaudación de la caja municipal, la Provincia le facilitó el plan de pagos de carácter “excepcional”, según se desprende de los documentos oficiales de distintas reuniones oficiales encabezadas por el secretario general municipal, Sergio Torres, y Gustavo Revenga en representación de la Caja.
Si bien las conversaciones comenzaron en septiembre del año pasado, la instrumentación formal del convenio se logró recién el pasado martes, previa ratificación en el Concejo Deliberante.

Condiciones
En virtud de las tratativas que llevaron más de un año, la Municipalidad deberá desembolsar 29.483.672,28 pesos por aportes y contribuciones mensuales al 1 de julio de 2013. La refinanciación de la deuda acumulada se llevará adelante en 33 cuotas mensuales que serán retenidas directamente de la Coparticipación Provincial de Impuestos que le corresponde a la jurisdicción capitalina.
La Caja aplicará un interés de financiación del 16 por ciento a través del sistema francés de amortización. Las cuotas serán, entonces, de 1.110.219,18 pesos a descontar el día 20 de cada mes.
Si la gestión cumple con las condiciones y el cronograma de pagos, saldará una deuda generada principalmente en el corriente año y 2012, pero que también incluye, en menor medida, los desfasajes registrados desde septiembre de 2011.

Prevención
Para evitar que la “realidad municipal” interfiera en el pago de los aportes y contribuciones previsionales y como contraparte de la refinanciación de la deuda, la Caja de Jubilaciones solicitó a las autoridades del Palacio 6 de Julio aceitar el mecanismo de comunicación y envío de la información para “superar las diferencias que surgen de las liquidaciones adicionales que la Municipalidad realiza mensualmente”. En consecuencia, triangularon una serie de tareas que debería terminar con los desajustes que justificaron el plan de pagos vigente.