Scioli-De la Sota y el inicio de un posible armado para 2015

Littles_on_chess_boardLos unen varias cosas: son gobernadores peronistas de provincias grandes, tienen sueños presidenciables, están a cargo de provincias que cuentan con los destinos turísticos más convocantes. Tienen algunas diferencias: el cordobés es un peronista histórico y se lleva muy mal con el kirchnerismo en público y en privado, mientras que el bonaerense es alguien que nació a la política y al justicialismo en la década del noventa y es k desde que Eduardo Duhalde decidió que sea el candidato a vice del expresidente Néstor Kirchner allá por 2003.
Suelen ser dos hombres mesurados: el gobernador bonaerense Daniel Scioli es el monumento a la cordura, al menos en público, y el mandatario cordobés José Manuel de la Sota suele explotar algunas veces ante los micrófonos, especialmente cuando lo aturde el silencio sepulcral de la Casa Rosada.
Ayer se mostraron en público, en el mediodía de La Plata. La excusa fue firmar un convenio turístico pero lo que más valor tuvo del encuentro fue la foto juntos, en especial para el peronismo puertas adentro. Algunos consideran que puede ser el inicio de una lenta construcción nacional peronista con miras al 2015.
No es la primera reunión de Scioli con un gobernador peronista luego de las elecciones del pasado 27 de octubre. Ya visitó en Mendoza al mandatario local Francisco ´Paco´ Pérez, siempre teniendo como motivo promocionar algún beneficio del Grupo Bapro (Banco Provincia de Buenos Aires).
Scioli va construyendo un esquema mirando a 2015, granito por granito, y teniendo en cuenta que sus principales rivales están en su provincia (Sergio Massa) o en la ciudad de Buenos Aires (Mauricio Macri). Por eso busca aliados en el interior profundo y especialmente gobernadores de distritos grandes como Córdoba y Mendoza.
De la Sota observa cada vez más borroso su sueño presidencial, en especial tras las duras jornadas de los días 3 y 4 pasados, con el autoacuertelamiento policial y la ciudad en manos de delincuentes saqueadores, pero no por ello deja de pensar en una trama nacional.
Un detalle. El dirigente peronista sindical gastronómico, Luis Barrionuevo, suele decir que Scioli-De la Sota sería la fórmula ideal para nuclear a buena parte del peronismo en las elecciones presidenciales de 2015. Falta mucho todavía.
Nadie confirmó pero en privado los gobernadores hablaron ayer de cuestiones de la agenda diaria, como el clima social. Algunas medios hasta deslizaron que podrían haber hablado de la creación de un fondo nacional para

Acuerdo por turismo
Scioli y De la Sota firmaron en un acuerdo de reciprocidad para fomentar el movimiento turístico interprovincial a través de beneficios que otorgarán tarjetas de créditos de las entidades financieras oficiales de ambos estados.
Las promociones turísticas para la costa bonaerense y las sierras cordobesas se extenderán desde el 1 de enero hasta el 15 de marzo e incluyen pagos en cuotas sin intereses y descuento importantes en distintos rubros como hotelería, gastronomía y recreación.
El acuerdo, firmado en la ciudad de La Plata, se enmarca en beneficios con el uso de las tarjetas que emite el Banco Córdoba y el Bapro, y en hotelería habrá pagos de 12 cuotas sin interés ni tasa de financiación para el comercio al igual que en gastronomía.
Durante el acto realizado en el Salón Dorado de la gobernación, Scioli explicó que el objetivo de este acuerdo “es el de apuntalar la actividad económica, en esta caso -dijo- buscamos a través del sector financiero oficial ponerlo a la vanguardia para facilitar que un familia pueda programar unas vacaciones con incentivos que nos parecen atractivos para que de esta manera logremos fortalecer lo que es una gran tradición”.
“Es muy importante que desde el más alto nivel de los estados provinciales, en este caso dos provincias hermanas, se busque la complementación en los sectores productivos y en el cuidado del trabajo”, apunto.
“La idea -explicó De la Sota- es que el turismo se haga en casa, en la Argentina y este convenio es muy bueno para el turista y para los empresarios hoteleros, gastronómicos y de las actividades de recreación”.
El mandatario cordobés subrayó que “los argentinos nos merecemos un descanso, saquémonos de encima las cosas malas que nos han pasado y tratemos de enfrentar con optimismo, con esfuerzo y dedicación el futuro que tenemos por delante” y añadió, “hay muchas cosas buenas que seguramente nos van a suceder y para eso hace falta que nuestras familias recuperen la paz, la tranquilidad, la convivencia, la tolerancia y el respeto que muchas veces parece que lo hemos perdido y disfrutemos de una hermosas vacaciones”.
El acuerdo consiste en beneficios espejados con el uso de las tarjetas que emite el Banco Córdoba y el Bapro; en hotelería y hospedaje ofreciendo pagos en hasta doce cuotas sin interés ni tasa de financiación para el comercio al igual que en gastronomía, en este último rubro Buenos Aires sumará un descuento del 30 por ciento para el consumo durante la vigencia del acuerdo.