Un obelisco de noches y canciones



Por Santiago Pfleiderer
[email protected]

valentingonzalez1Nuestros espacios eran similares, bah, eran los mismos. Bares, casas de amigos, recitales. Recuerdo haberlo visto pasar con su peluca despeinada y una chaqueta de gamulán. A Valentín González –una de las tantas noches- me lo crucé en París Bar (un bastión de la cultura local, hoy desaparecido) a finales del año 2009. “Santi, me voy a vivir a Buenos Aires, me voy a hacer mi música allá”, dijo el Valen con un trago apurado en la mano. Lunes Lento, su anterior banda, se había disuelto y Valentín quiso experimentar creando nuevas letras y melodías sumergido en noches agitadas. Al poco tiempo de su estadía en la Capital, me mandó el siguiente poema titulado “Al Insomnio”: “Pájaros cantan la noche. La danza de los relojes sin fin. Húmedas piernas, acre aire de azufre. Cierras los ojos. Dormir… Abres los ojos. Azufre las piernas. Acre la húmeda garganta. Orgías violentas de los relojes lanzallamas. Rugen los pájaros la insaciable noche. Sangre en las piernas. Cierras los ojos. Dormir… Abres los ojos. Deséanse los pájaros caníbales. Los relojes eyaculan la noche insaciable. Sangre en las piernas. Cierras los ojos. Abres los ojos. Pesa la noche mutilada. Pájaros antropófagos carcomen la piel. Tic TaC TiC tAc. Desgarran la piel. La garganta rugir sangre caníbales TiC acre. Sudor piernas tAc la noche… La puta noche… El despertador. Arriba.”
Valentín González es hijo del prestigioso y talentoso Goyo González, eximio luthier y compositor de la banda Don Dardo Rock Canyengue. Pero Valentín –para que no quepan dudas- supo demostrar un incipiente talento de la mano de una sensibilidad entre inglesa y tanguera, esa cosa brumosa que da la niebla y las calles desoladas. La idea de Valen era trasladar el proyecto de Lunes Lento a Buenos Aires, pero no resultó fácil. Así que se calzó la guitarra y empezó a sembrar sus canciones en el circuito porteño, a veces solo y otras veces acompañado de algún sampler que tirara bases rítmicas y efectos. De esa forma, Valentín González fue solidificando su carrera entre toques regulares en bares de la Capital y sus habituales visitas a Córdoba.
Luego de subidas esporádicas de nuevas canciones a Facebook donde, además, iba presentando a su banda, Valentín dio la tan esperada noticia: en agosto de este año presentó su primer material discográfico titulado Querer Ver.
Nicolás Echeverría (batería y percusión), Leandro Emanuele (bajo), Román Descotte (guitarras y coros), Gjam (piano) y Violeta García y Agustina Sala (cello y violín) son los músicos que acompañan a Valentín González en este viaje por la iluminación, en la búsqueda de la rendija indicada.
Querer Ver es un álbum gourmet, está hermosamente presentado y su contenido está lleno de finas delicias, condimentado con buen gusto y calidez. Las canciones del disco son una proyección del trabajo inicial de Valentín González en su Córdoba natal, en las cuales se dejan ver situaciones, sentimientos y vivencias con más de dos polos de experiencia. La canción es el espacio donde el creador se mueve para dibujar un mundo donde la noche, los amores, el insomnio y la música son metapoéticas de una vida musical y poética. El trabajo compositivo de Valentín es amplio, y tiene que ver con una vasta variedad de influencias musicales que van desde el pop inglés, pasando por la cancionística argentina de Ariel Minimal, Flopa, Lisandro Aristimuño y Gabo Ferro, los himnos melódicos y poéticos de Spinetta y Cerati, y una clarividencia puesta en la música de raíz nacional como la chacarera y la zamba. Claro está que las canciones más bellas son esas que estallan en colores y texturas.
Los diez temas que conforman el disco son todos de Valentín, y fueron grabados artesanalmente con la ayuda de Estudio Santito, con Amadeo Álvarez y Juan Armani, y en Estudio Bulo con Nacho de la Riega.
Valentín González es un alma sensible del rock, un pibe que va para adelante contra toda metralla de prejuicios y obstáculos. En su militancia artística, nos regala canciones por Facebook. En la vida real, llena bares y salas con aplausos y bellas canciones.
El disco Querer Ver se puede descargar de www.valentingonzalez.bandcamp.com. Para que todos podamos ser más felices.