Enroque corto I

Comité Nacional de UCR:  ganadores y perdedores



11 carla abanderada 15-12Con distinto rostro regresaron los radicales cordobeses del plenario del Comité Nacional que el viernes pasado eligió sus autoridades. Un presunto observador imparcial, aunque en el radicalismo no existen esos especímenes, reflexionó ante el periodista sobre lo que sucedió en Buenos Aires.

Presunto observador imparcial: Entre los radicales cordobeses hubo ganadores y perdedores. ¿Le interesa escuchar cómo lo analizo?

Periodista: Por supuesto. Con mucho placer.

P.O.I.: Usted sabe que la UCR cordobesa tiene cuatro delegados al Comité Nacional: Oscar Aguad, Mario Negri, Carla Abugauch y Dante Rossi. Sólo ellos podían ocupar sillas en la conducción partidaria. Como ustedes publicaron hace unos días, Ernesto Sanz, finalmente confirmado presidente del Comité Nacional, le había ofrecido la vicepresidencia segunda a Ramón Mestre. Con más precisión, se había resuelto que la vicepresidencia primera sea para un dirigente del gobernador correntino, Ricardo Colombi (Agustín Portela); la segunda para un representante de los intendentes; y la tercera para un miembro de la Juventud Radical (Francisco Fonseca). Entre los intendentes, el elegido era Mestre, pero como no es delegado y no fue posible realizar la martingala para que acceda a ese cargo en forma exprés, el honor le correspondió a Carla Abugauch.

P.: Abugauch, la concejala que por tercera vez integra la conducción nacional de la UCR. ¿No cree que al mestrismo, como renovación radical, le haga falta una renovación?

P.O.I.: Puede ser. Abugauch es la tercera autoridad del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical. Parece un exceso, pero tenga en cuenta que será como si Mestre está sentado allí. Abugauch es riñón-riñón.

P.: Así que los mestristas, contentos. ¿Y Mario Negri?

P.O.I.: Negri cerró el 2013 como presidente del bloque de diputados nacionales, ganándole la pulseada a la dupla Cobos-Aguad. Ya con eso paga el champagne en cuanta cena tenga de acá a fin de año. Con ese cargo integra la conducción nacional de la UCR. Quedó muy satisfecho con el esquema que condujo a Ernesto Sanz a la presidencia. Y debe haber sonreído con que al cobismo le toquen apenas dos secretarías.

P.: Seguimos repasando. Dante Rossi.

P.O.I.: El becerrismo no pierde su habilidad. Rossi se quedó con una secretaría, premio suficiente para continuar en la mesa de las deliberaciones nacionales. No sé si les alcanza para pagar champagne como a Negri, pero sidra seguro.

P.: ¿Y Oscar Aguad?

P.O.I.: Aguad jugó en el esquema cobista, así que perdió. Los cobistas refunfuñaron con el armado del Comité Nacional. Se les escuchó decir a los cobistas, en los pasillos, que se eligió a un dirigente desconocido, como Sanz, en lugar de otro con un 15 por ciento de intención de voto de arranque, como Julio Cobos. Es el radicalismo de la derrota, sentencian. Aguad, le cuento, llegó firmó el acta de presencia y se fue, por lo que el primer suplente, Rodrigo López Tais, se quedó con las ganas de participar; estaba furioso.

P.: Ahora, estos cuatro delegados cordobeses no tienen los mandatos prorrogados aún, como se dijo que haría el Congreso Provincial.

P.O.I.: Es cierto. Al final ese asunto quedó pendiente para el año que viene. Los mandatos vencen el 2 de julio, y lo más probable es que efectivamente haya una prórroga para que no se caigan los cargos ganados en el Comité Nacional para la UCR cordobesa.

P.: ¿La prórroga alcanzará a los demás mandatos, como los del Comité Central y de los comités departamentales?

P.O.I.: Si quiere, averiguo esta semana y le cuento.

P.: Estaré a la espera.

 

UCR pide a Pregno la primera minoría

El legislador delasotista y el periodista, el viernes pasado, compartieron, acalorados un par de gaseosas en un bar del centro. Esta vez, el tema no fue el peronismo y sus últimos problemas, sino el choque que se avecina entre el radicalismo y el juecismo en la Cámara. El botín: la primera minoría.

Delasotista: El miércoles es la última sesión del año. Y también haremos la sesión preparatoria.

Periodista: En la que se votará el presidente provisorio. Se supone que será Oscar González.

D.: Deme un descanso con nuestra interna. Déjeme contarlo lo que pasa entre radicales y juecistas.

P.: Ya lo sé. Disputan la primera minoría.

D.: Seré cínico, pero parecen pelear por un despacho, porque nosotros les venimos pedalenado los espacios al juecismo en distintos organismos de control.

P.: Sí que es cínico.

D.: Bien. Le cuento. Los radicales argumentan que la salida de Roberto Birri del bloque del Frente Cívico, para formar el del Partido Socialista, deja a los juecistas con once, el mismo número que tienen ellos. Así, sostienen que están en igualdad de condiciones por número de legisladores, y que hay argumentos para imponerse como primera minoría.

P.: ¿Han adelantado algunos?

D.: Que la UCR sacó muchísimos más votos que el Frente Cívico en las elecciones de octubre pasado, por lo que el juecimo ya no es la principal fuerza de oposición en la provincia. Y que si se dividen los votos obtenidos en la elección de legisladores provinciales de 2011 por el número de bancas ganadas, se obtiene un coeficiente, superior inicialmente para el juecismo, pero que al desprenderse dos de ellos (Rubén Borello y Roberto Birri), el coeficiente baja lo suficiente como para que se imponga el radicalismo.

P.: Medio complicado.

D.: Bastante. Además, hay un antecedente ocurrido en la Cámara anterior, cuando en caso de empate, justamente entre radicales y juecistas, se respetó la mayor cantidad de votos de éstos últimos. No creo que cambiemos ese punto de vista. ¿Cree usted que estamos en condiciones de ganarnos otro problema? ¿Qué nos acusen de un saqueo legislativo al juecismo?

P.: Veremos qué pasa entre lunes y martes.

D.: Creo que el lunes los radicales le enviarán una carta a la vicegobernadora Alicia Pregno, al menos así me lo anticipó uno de ellos, para solicitarle la primera minoría. Ahí se oficializa el asunto. Nosotros no queremos más lío. Bastante tenemos con operar para que a González lo voten todos para presidente provisorio. Pero veremos quién es más diplomático, entre juecistas y radicales.

alfil blanco
Jorge Saieg
El intendente de Alta Gracia, Jorge Saieg, fue designado en el cargo más importante y más caliente del nuevo de gabinete del gobernador José Manuel de la Sota. Es el nuevo ministro de Gobierno y Seguridad y tiene a cargo la relación con municipios y la policía. Casi nada. Ahora deberá demostrar si está a la altura de las circunstancias.

alfil negro
Carlos Alesandri
La llegada a la legislatura de Oscar González lo desplazará de la Presidencia Provisoria del cuerpo. Su relación con el ex Jefe de Gabinete es mala, además el principal referente peronista del departamento Calamuchita mantiene hoy una fría relación con el Gobernador.