Nación prorroga vencimiento de dueda de Córdoba (sin novedades por Caja)



Jorge Capitanich, recibe al Gobernador de Cordoba, Jose Manuel De La SotaEl gobernador José Manuel de la Sota regresó ayer por la mañana a la Casa Rosada. A las 9 en punto se reunió en el primer piso, en el despacho del Jefe de Gabinete Jorge Capitanich. Del encuentro quedó el borrador de una agenda con temas a tratar y una foto en la que ambos funcionarios se encargaron de mostrar una prolija cara de pocos amigos.
Fueron cautos, prudentes en público. No se podía esperar algo mejor luego de los años de desencuentros de entre ambas administraciones, y tras los duros cruces entre la Casa Rosada y el Panal, por la crisis policial que afectó a Córdoba y luego se dispersó hacia gran parte del país.
¿Y la deuda de Anses a la Caja de Jubilaciones de la provincia? El Gobernador llevó a la reunión una carpeta con el informe preciso de la deuda. Hubo hermetismo total sobre el tema.
El anuncio más concreto que dejó el encuentro fue la prorrogara “por un trimestre” de los vencimientos “en materia de capital y servicios de deuda” con las provincias, que tenían como fecha límite el próximo 31 de diciembre, según el período de gracia dispuesto por la presidenta Cristina Fernández en diciembre de 2011.
Así lo anunció Capitanich, quien precisó que “la metodología que tiene pensado el Estado nacional es establecer una prórroga de los vencimientos en materia de capital y servicios de deuda. En una primera fase, por un trimestre, a los efectos de establecer un sistema de información y gestión financiera”.
En tanto De la Sota fue cauto con sus palabras. “Vinimos a unir y no a dividir, buscando caminos de entendimiento”, dijo el Gobernador. Se acordó la refinanciación de la deuda provincial con la Nación. Para el gobernador, no hubo señales “previas” al conflicto policial.
De la Sota consideró como “muy positivo” el encuentro que mantuvo con Capitanich, y aseveró que “hablando la gente se entiende”.
“Vinimos con espíritu constructivo y no confrontativo, vinimos a unir y no a dividir, buscando caminos de entendimiento y soluciones para los problemas de los cordobeses, que también somos argentinos”, dijo De la Sota en una conferencia de prensa conjunta con Capitanich, en la que también pidió “disculpas” a los cordobeses por los incidentes registrados en los últimos días en la provincia a raíz del acuartelamiento policial.
El gobernador de Córdoba criticó las protestas de las fuerzas de seguridad que se han registrado en los últimos días en distintas provincias, al remarcar que es “inaceptable que un policía abandone su función por un reclamo salarial”.
“No hay derecho a esto”, apuntó De la Sota, quien aseveró que en Córdoba, “sectores (de la Policía) que se amotinaron incentivaron el accionar de los delincuentes” que realizaron saqueos de supermercados y negocios.
Durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada luego de reunirse con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el mandatario cordobés expresó que dejar sin seguridad a la sociedad por un reclamo laboral de las fuerzas policiales tiene “una condena unánime del pueblo”.
De la Sota pidió “disculpas a los cordobeses” por la situación de caos que vivieron, que seguramente esperaban mucho más de nosotros, del gobierno nacional, de la policía, y de los propios vecinos que participaron del pillaje. Hay que saber reconocer los errores para que la soberbia no nos conduzca por un peor camino”, aseveró.
En conferencia de prensa, al término del encuentro celebrado en Casa Rosada, el mandatario cordobés subrayó que era “impensable para cualquier gobernante que esta reclamación salarial (de las policías) derivaba en esta situación que se vive en las provincias”.