De la Sota oxigena su gabinete con 6 intendentes (final de Oscar González)

p03-1El gobernador José Manuel de la Sota anunció ayer los esperados cambios en su gabinete aunque podrían registrarse algunos más, una vez que termine de refuncionalizarse la orgánica ministerial.
De la Sota busca oxigenar su golpeado y poco operativo equipo de trabajo con el desembarco de seis intendentes al Panal, además de otros referentes, todos del interior.
Una vez más la dirigencia de la ciudad de Córdoba queda relegada de los lugares importantes en los equipos de De la Sota, remarcando la difícil relación que el peronismo del mayor distrito de la provincia mantiene con el Gobernador.
Aunque no todo es olvido del mandatario provincial ya que el último ministerio destinado a la Capital, el de Transporte, terminó con su titular (el hoy legislador y titular de la Junta Capital del PJ) Dante Heredia envuelto en escándalos de supuestas irregularidades que investiga la justicia.
Los nuevos ministros van a jurar mañana a las 17 en un acto que se realizará en el Panal y marcará el final de la dilatada tarea en el ejecutivo provincial de Oscar González, quien se irá de la Jefatura de Gabinete (cargo que ya no existirá). El dirigente de Traslasierra finaliza así su sueño de candidato a gobernador en el 2015: se va muy golpeado desde el Panal hasta la Legislatura para sentarse en la banca que ganó como candidato departamental hace dos años. Allí quizá sea Presidente Provisorio del cuerpo o titular del bloque oficialista, cargos importantes pero módicos para un dirigente que hace seis años de manera consecutiva es ministro provincial y antes diputado nacional.
Pero si hablamos de devaluación en cuanto a cargos, también podríamos extender eso a candidaturas. A pocos metros del amplio y luminoso despacho de la Casa Espejada aseguraban ayer que en dos años González será candidato. ¿Cómo? Sí, será candidato a intendente de Villa Dolores, su ciudad natal. De esa manera quiere cerrar su nutrida trayectoria política. Cuentan que ese proyecto personal ya se lo comentó a De la Sota.
Otra dirigente que también se va es la efímera ministra de Seguridad, Alejandra Monteoliva. Como diría el tango, “la luz de un fósforo fue”. Le tocaron los tres meses de crisis policial, desde las denuncias de posibles vínculos entre la cúpula policial y el narcotráfico hasta el autoacuartelamiento que anticipo su retiro de la política. Dejó en claro su incapacidad para estar en cargos tan calientes y expuestos. Seguramente regresará a la vida docente o de investigación. Un destacado currículum no siempre es suficiente para sentarse en la silla eléctrica que suelen ser algunos despachos públicos. A Monteoliva seguramente no le quedarán ganas de regresar a la política y el ministerio de Seguridad perderá rango desde mañana al bajar a la condición de secretaría.
En definitiva, más allá de los nombres, la modificación de la orgánica ministerial no es más que un fracaso de De la Sota, de ampliar de manera desmedida el número de reparticiones. Terminó horizontalizando tanto su gabinete que casi nadie terminaba haciéndose cargo de las tareas de gobierno. Pero ese intento de descentralizar era contradictorio ya que todo terminaba pasando por las manos de González, y la Jefatura de Gabinete se transformó en el cuello de botella de un gobierno poco activo.

Nuevos nombres
El jefe comunal que tendrá la tarea más difícil será el de Alta Gracia, el ultradelasotista Walter Saieg, quien estará a cargo del retornado ministerio de Gobierno, que como en los viejos tiempos tendrá a su cargo la relación con los municipios y la policía.
Para cumplir funciones tan delicadas, Saieg convocó a otros dos intendentes: Rodrigo Rufeil (La Calera) será secretario de Asuntos Municipales, y Osvaldo Vottero (Oncativo) secretario de Asuntos Institucionales. Mientras que al atardecer se agregó el nombre de Matías Pueyrredón como secretario de Seguridad.
Otro joven intendente que llegará a un despacho ministerial será el de la pequeña localidad de Melo. Se trata de Julián María López, quien estará a cargo del ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos.
Y uno de las incorporaciones más resonante es el intendente de San Francisco, Martín Llayora, que quedará como titular de la cartera de Industria, Comercio, Minería y Desarrollo Científico- Tecnológico. Tanto nombre suena a rejunte para intentar darle más cuerpo a una cartera de escaso perfil político.
Llaryora jugó la interna contra Unión por Córdoba y luego se sumó a la lista oficialista de los candidatos a diputados nacionales del peronismo, pero ocupaba el cuarto lugar entre los postulantes y no alcanzó a entrar. De la Sota lo suma a su equipo de trabajo pero a un ministerio desde el que le costará encontrar un margen para construir políticamente con miras a su futuro.
El principal intendente aliado político de Llaryora, German Pratto (de Morteros), será secretario de Ambiente, una repartición dependiente del ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos.
Los otros dos ministros confirmados son el de Salud y el de la flamante cartera de Comunicación y Desarrollo Estratégico. Al primero irá el diputado nacional que hoy finalizará su mandato, el médico Francisco Fortuna, y al segundo el extitular de Industria, el relacionista público Jorge Lawson. Toda una curiosidad transformar al área de prensa y difusión en ministerio.
También al atardecer se informó oficialmente que el actual ministro de Agua, Ambiente y Servicio, Manuel Calvo, pasará a ser ministro de Gestión Pública (allí estaba Mónica Zornberg).
Tras anunciarlo durante un acto público, el gobernador De la Sota informó que mañana a las 17 asumirán los nuevos ministros, además explicó que la ministra de Justicia Graciela Chayep tendrá a su cargo a la Policía de la Provincia.
Quedan lugares vacantes: se habla de Fabián López al ministerio que deja libre Calvo, de Sergio Busso a Justicia, de Agustín Calleri a Deportes y de Edgar Bruno a la secretaria de Transporte. Otra repartición que dejará de existir será la de Planificación, Inversión y Financiamiento que tiene como titular a Eugenio Balaguer. Aseguran que De la Sota mantendría como ministerio a Trabajo y seguiría allí el canillita Adrián Brito. También reemplazarían a Gustavo Santos en Turismo.
Tiempos de cambios.