Persisten problemas por reclamos de policías en algunas provincias

berni_rosario_34603Los conflictos por mejoras salariales que llevan adelante fuerzas policiales de varias provincias persistían ayer en algunos distritos, mientras continuaban las negociaciones para desactivar las protestas, según las autoridades. Las protestas que comenzaron la semana pasada en Córdoba, rápidamente se extendieron a Santa Fe, Chaco, Catamarca, San Juan, Neuquén, Chubut, Río Negro y otros distritos donde se negociaba contra reloj para evitar disturbios.
“Claramente es una cuestión salarial potenciada por una negociación en Córdoba que produjo un efecto repetición en otras provincias”, dijo la ministra de Seguridad de la Nación, Cecilia Rodríguez, al señalar que “la responsabilidad en cada caso es del gobernador” de cada distrito. En la provincia de Santa Fe, policías distritales mantenían piquetes en algunos accesos a la ciudad de Rosario, tercer distrito del país, según reportaron este domingo medios locales.
El gobierno nacional envió a Santa Fe unos 2.000 efectivos de fuerzas de seguridad federales en el marco de la acción de un comité de crisis, en tanto el propio gobernador y el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, realizaron sobrevuelos en Rosario para monitorear la situación. “Estamos trabajando en forma coordinada y esperando que la policía provincial se vaya reincorporando a sus tareas”, dijo Berni.
En la provincia de Chaco, el gobernador Juan Ivanoff, dijo que a partir de hoy se regularizarán salarios adeudados a la policía provincial y anunció la incorporación de unos 1.200 nuevos agentes para desactivar las protestas. “Se adeudan meses a los policías, (pero) se les mandarán a partir del lunes las partidas correspondientes para regularizar la totalidad de los pagos”, anunció el gobernador a la prensa.
En la provincia de Entre Ríos se mantenían las protestas en las principales ciudades del distrito (Paraná, Gualeguaychú y Concordia). En Río Negro el gobierno provincial convocó a los uniformados a una reunión de urgencia para la noche del domingo para sellar un acuerdo y evitar la paralización de tareas, mientras efectivos de Gendarmería Nacional reforzaban la seguridad en las ciudades más pobladas.
En Neuquén los uniformados mantenían su protesta frente a sedes policiales mientras analizaban una propuesta salarial de última hora para levantar la medida, según medios locales. El gobierno federal movilizó miles de uniformados a distintos puntos del país para contener las protestas y reforzar la seguridad de la población civil.
Por su parte, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, apeló ayer por la tarde a la “prudencia” de todos los sectores y confió en que se normalice a través del diálogo la situación iniciada en La Plata, donde un grupo de familiares de efectivos de la Infantería protestaba en reclamo de mejoras salariales. Al término de una actividad que compartió junto al expresidente de los Estados Unidos Bill Clinton y al gobernador carioca, Sérgio Cabral Filho, en Río de Janeiro, Scioli recordó las mejoras que se anunciaron el sábado para la Policía Bonaerense y sostuvo que su gobierno siempre estuvo dispuesto a dar “incentivos” para los miembros de la fuerza. “Es importante la prudencia de todos los sectores cuando faltan dos días para que se cumplan 30 de años de democracia”, indicó el mandatario provincial.