Fuerte escalada gremial tras el aumento a policías

Por Juan Pablo Carranza
[email protected]

KD9L5532Antes del martes, la posibilidad de que la Provincia atendiera los reclamos salariales de todo el personal estatal parecía difícil de concretar. El incremento conseguido por los agentes motivó la reacción del resto de los trabajadores provinciales. Tanto los judiciales como el SEP llamaron al paro, mientras que los docentes aguardarán hasta el próximo lunes para definir las medidas de fuerza.
La fuerte respuesta del sector público fue una de las primeras consecuencias políticas internas tras el autoacuartelamiento policial. Ahora la Provincia deberá atender a los reclamos gremiales desde otro lugar. Un efecto cascada que se palpitaba y que derivó en un escalada de medidas, impensada hasta hace dos días.
Hay, al menos, dos motivos recientes que alentaron la profundización de las demandas. En primer lugar, el sector gremial vio caer la argumentación oficial de falta de recursos con la importante suma que otorgó a las fuerzas de seguridad.
En segundo término, la Policía percibía salarios gemelos al resto de la plantilla estatal –salvo por los judiciales- y esta alza genera una brecha. Un desfasaje, antes inexistente, que ahora habilitaría a solicitar el mismo trato.
A estas dos razones se le suma el componente simbólico: la indignación de la población por los saqueos en la madrugada del miércoles. Este combo sirvió para que los trabajadores incrementaran su efervescencia. El reclamo por la derogación del ajuste previsional, otro punto que podría reavivarse.
De todas formas el factor tiempo pone un límite a los reclamos. Las fiestas y el receso estival operan como una barrera para conseguir sus reivindicaciones y congelan el clima de ebullición.

Judiciales
El aumento salarial a la Policía cayó como un baldazo de agua fría sobre los trabajadores del Poder Judicial. Ayer, luego de rechazar el ofrecimiento del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), tomaron, por tercera vez desde que estalló el conflicto por la porcentualidad, el histórico edificio de calle Caseros.
Se trató de una respuesta casi inmediata a la propuesta del TSJ de incrementar un 15 por ciento los salarios a cuenta de la futura paritaria. Los empleados la calificaron de “ofensa” por las razones citadas anteriormente, pero sobretodo porque desde hace más de cinco meses insisten con achicar la brecha con los funcionarios. Las mesas de negociación nunca llegaron a buen puerto y, en última instancia, la respuesta final siempre era: la situación presupuestaria.
Hoy los judiciales completarán la octava jornada de paro de este semestre. Anoche esperaban la presencia de las delegaciones del interior para realizar una nueva marcha. La semana próxima, en una asamblea extraordinaria, evaluarán los pasos a seguir. El miércoles habría otra movilización.

SEP
Ante esta situación, el SEP aceleró también los tiempos de su reclamo. El gremio que conduce José Pihen siempre se caracterizó por conservar la calma en sus demandas.
Los estatales se despacharon con una doble jornada de huelga (hoy y el lunes), que contempla asistencia a los lugares de trabajo pero sin atención. Una jugada arriesgada para un sindicato afecto a las formalidades de la progresión aritmética de los conflictos.
La modalidad de la protesta, que incluye a toda la planta y no a cuerpos orgánicos como hasta el momento, podría generar descuentos. Una consecuencia que el gremio buscaba evitar, pero la coyuntura parece obligar. El bono de fin de año sería –siempre fue- la válvula de escape para destrabar el reclamo; el resto de los puntos del pliego de reivindicaciones pude esperar.



Sector Salud
El sector hospitalario goza de bastante autonomía del SEP. Allí ATE y otras entidades sindicales vienen sosteniendo un pliego de reivindicaciones, que incluye también la concreción de un plus salarial extraordinario.
Con dos centros de salud tomados, el Misericordia y el Tránsito Cáceres de Allende (se incorporó ayer), la huelga se extiendo sobre gran parte del sector. Hoy habrá un plenario de delegados. El miércoles marcharán.
Según versiones de algunos delegados, el SEP también aprovecharía la situación para impulsar la toma en otros centros de salud y buscar recuperar su poderío en ese sector.

UEPC
Esta vez, los docentes invirtieron su rol de vanguardia con el SEP. Durante gran parte del reclamo por la derogación del ajuste previsional hicieron punta con las medidas de fuerza. Ahora esperarán hasta el lunes para definirlas.
En nuestra edición ayer Monserrat afirmó: “Si (el gobierno) les otorga a unos también tiene evaluar la situación del resto”. Un anticipo de la respuesta que surgiría de la próxima asamblea.

Plenario de CGT
En la tarde de ayer, la CGT Regional Córdoba concretó un plenario extraordinario tras la crisis policial y sus consecuencias. Si bien aún no emitió un comunicado, las conclusiones del encuentro pueden resumirse en “repudio a los hechos vandálicos y respaldar la institucionalidad democrática, más allá de los colores políticos”, indicó un dirigente.