UNC posterga polémica por extensión de carrera docente

_MG_8489Luego de un agitado arranque, la UNC concluyó su ciclo político sin chisporroteos. En el tintero de la comisión Vigilancia y Reglamento quedó un proyecto polémico: la reglamentación de lo que en la práctica sería la extensión de la carrera docente. Se trata del aumento de dedicación a través del control de gestión, mecanismo implementado para refrendar los cargos cada 5 años sin necesidad de concursar nuevamente.
La iniciativa estipula que los profesores (tanto interinos como concursados) puedan ampliar su carga horaria mediante una evaluación de sus pares luego desempeñarse un año bajo el nuevo régimen. Pero, amén de chocar los principios reformistas del 18, que propugnaban el concurso de las cátedras, el proyecto tiene varios puntos que podrían generar cortocircuitos, que seguramente se concretarán el año próximo. Sería, en definitiva, otro “bypass” al sistema de concursos, ahora sobre los asensos.
El proyecto, por tratarse de un reglamento, pasó al área jurídica de la UNC, que se encargará de pulir sus detalles técnicos. No obstante, habrá qué ver si en el 2014 la iniciativa alcanza el conceso necesario.

Incompatibilidades
En una aproximación somera habría una incompatibilidad de otorgar el mismo beneficio a los concursados que a los interinos. Los primeros son, en todo caso, fruto de la concreción de un examen público y abierto, mientras que los segundos, en la práctica, surgen de una selección interna, únicamente para suplir una vacante temporal hasta tanto se llame a concurso.
Además habría también otra interferencia. El paso de docentes de dedicación simple, que sólo tienen responsabilidades áulicas, a la categoría inmediata superior, dedicación semi-exclusiva, que también desarrollan proyectos de investigación o de extensión asoma como un escollo a la hora de garantizar la evaluación.
De todas formas, el Claustrorum postergó su tratamiento hasta el 2014, cuando la agenda del Rectorado este copada por dos temas centrales: la reforma política y el doble proceso de facultarización (Ciencias Sociales y Comunicación). Sin embargo, el debate sobre este punto amanece enrevesado.

Despedida
La UNC despidió, entonces, su calendario de sesiones sin polémicas, en un encuentro que prácticamente fue una despedida de fin de año. Vale apuntar que luego de intenso primer semestre, donde la Asamblea Universitaria que depositó a Francisco Tamarit al frente del Rectorado fue el tema excluyente en los claustros, la intensidad política fue decreciendo hasta convertirse en mínima durante el último trimestre.
Quizá como ejemplo de esta armonía que reinó en esta última sesión se puede apuntar que el Superior aprobó el Reglamento de Uso del Espacio Público. Una demanda del estudiantado para poder realizar actividades en el predio de la Ciudad Universitaria, únicamente con la autorización de la UNC y con la posibilidad de contratar seguridad privada.
Además el Superior incrementó el Fondo Único de Becas. El presupuesto pasó de $ 3 millones a 5. Actualmente más de 100 estudiantes reciben este incentivo, que se complementa con la obra social, pase al Comedor Universitario y guardería en caso de tener hijos a cargo.
El monto de las becas oscila entre 600 y 875 pesos. Este refuerzo del 66% permitirá extender el número de beneficiarios y el monto que reciben en año próximo.