Gremialismo opositor denuncia “ajuste mayor” del Gobierno

p13-1Referentes del sindicalismo opositor denunciaron que el gobierno nacional implementa un “ajuste mayor” a través del impuesto a las ganancias, y criticaron duramente la función del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. El titular de la CGT opositora, Hugo Moyano, advirtió que el oficialismo está llevando adelante un “ajuste” mayor que el que ya venía aplicando y, con ironía, aseguró que la decisión de no exceptuar el medio aguinaldo del pago del impuesto a las Ganancias “es el regalo de fin de año que tiene el Gobierno” para los trabajadores.
En referencia al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, Moyano analizó que mientras “este muchacho trata de explicar todo, hasta lo inexplicable”, a “otros funcionarios a lo mejor no les da la cara para pararse frente al pueblo y decirle que están haciendo un ajuste”.
A su turno el Secretario adjunto de la CTA disidente, Ricardo Peidró, afirmó que “las políticas de ajuste que lleva adelante el Gobierno ya no pueden ocultarse ni con los discursos de Capitanich” y reclamó que “todos los trabajadores bajo convenio tienen que estar exceptuados de pagar ese impuesto”. “La designación de Capitanich tiene un efecto cosmético es puro maquillaje porque no se aplican políticas que den respuesta a nuestros planteos más allá que aparezca todos los días hablando de la forma que lo hace”.
En tanto desde la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, Carlos Acuña (Estaciones de servicios) aseguró a esta agencia que “la inflación que está comiendo a diario el sueldo de los trabajadores habla por sí sola de la mentira del gobierno”. Sobre el rol de Capitanich, Acuña consideró que “es más de lo mismo, él puede tener buenas intenciones pero nada en sus discurso de todos los días nos hace pensar en alguna respuesta a nuestros reclamos”.
Hugo Moyano cuestionó la decisión de la Casa Rosada de exceptuar el medio aguinaldo de fin de año en el pago del impuesto a las Ganancias porque, según expuso Capitanich, “ya se tomaron las medidas que impactan positivamente sobre los trabajadores”. “Eso es sacarle más dinero a los trabajadores”, denunció el dirigente sindical y, en tono zumbón, alertó: “Este parece que es el regalo de fin de año que tiene el Gobierno” para los empleados de todo el país.
El titular de la CGT Azopardo consideró que “después de haber perdido las elecciones, después de tratar de transmitir otra imagen el Gobierno, éste es un ajuste claro que está llevando adelante”. Moyano adelantó que “esta semana o a principios” de la próxima mantendrá una reunión con distintos gremios para hacer una “evaluación total de este tema”, incluida la determinación oficial de no pagar un bono navideño, como lo piden distintos sectores sindicales para compensar la inflación.
“Lo que tenemos que tratar en esta semana o a principios de la semana que viene es ver qué se puede hacer en conjunto para tratar de hacerle entender al Gobierno que no puede llevar adelante una política de ajuste porque siempre paga el laburante”, remarcó. El ceteísta Peidró rechazó el impuesto a las ganancias y aseguró que “el salario no es ganancia y por lo tanto todos los trabajadores bajo convenio tienen que estar exceptuados de pagar ese impuesto”.
“Para esta central sin dudas hay ajuste y lo que es peor dirigentes de los partidos políticos tradicionales como el justicialismo están peleándose para ver quien aplica el ajuste”, enfatizó el integrante de la CTA disidente que encabeza Pablo Micheli.
En ese contexto, el barrionuevista Acuña consideró que “por todo eso que en las próximas paritarias se tendrá que pedir un aumento del 30 por ciento como piso para recuperar en parte el poder adquisitivo del salario sin olvidarnos de los jubilados”.