No se puede borrar de un plumazo el trabajo consensuado

Por Sandra Trigo*

sandra trigoLa temática que se instalara en la jornada de ayer 27 de noviembre en nuestra provincia, a raíz de la forma en que el bloque de la UCR del Concejo Deliberante de la Ciudad de Córdoba, pretendió sin éxito ampliar los horarios de funcionamiento de determinados establecimientos nocturnos, como así también la venta de alcohol en los mismos mostró el grado de sensibilidad existente en amplios sectores de la sociedad respecto de la problemática.
No es casual que un tema de esa naturaleza, por caso, el que tiene que ver no sólo con una actividad comercial, sino fundamentalmente con la necesidad de protección de los cordobeses y sobre todo nuestros jóvenes, haya rápidamente acaparado todos los portales de noticias.
La profunda relación con la “seguridad” que tiene la cuestión, obliga a todos los actores a que se aborde la cuestión de una manera más amplia, de lo que puede hacerse si se utiliza unilateralmente por parte de un estado municipal una herramienta meramente regulatoria o sancionatoria, como la norma que se pretende tratar.
He trabajado como concejal de la ciudad durante la gestión pasada, y doy fe de que la comisión especial que se formó para crear el Código de Espectáculos Públicos de la ciudad funcionó durante más de un año, escuchando y haciendo participar a todos los sectores involucrados. Inclusive, fue creada y aprobada por unanimidad, dando muestra de madurez legislativa. Eso no puede ser desdibujado de un plumazo por el radicalismo.
Es por eso que ayer presenté en la Legislatura, el lugar que ahora me toca, un proyecto para expresar preocupación por esta ideas de la modificación de los horarios de cierre de locales nocturnos y de venta de alcohol, y fundamentalmente, para exhorta a los funcionarios involucrados y con competencia en la materia a generar espacios de debate y discusión donde se favorezca la participación ciudadana, priorizando los criterios de seguridad humana.

*Legisladora Unión por Córdoba