Enroque corto

Los pollos de Adriana

nazario pollitos 001La Militante es la agrupación ultradelasotista que trabajó intensamente en la última campaña electoral. No sólo porque el gobernador José Manuel de la Sota se los ordenó, sino porque en la lista de candidatos aparecía allá por el casillero número 8 un dirigente del espacio con sede en Río Cuarto, el metrosexual Edgar Bruno. De La Militante y del futuro gabinete provincial hablaban dos dirigentes en el bar de la estación de servicio, cruzando las vías, muy cerca del Panal.

Dirigente 1: ¡Cuánto ruido hacen los posibles cambios en el gabinete del Gobernador!

Dirigente 2: ¡Quién sabe qué terminará haciendo José Manuel!

D 1: Los diarios fueron adelantando cosas pero hay un datito que no lo publicó nadie todavía.



D 2: ¡Epa! Cuente, cuente…

D 1: Le cuento, me dijo un compañero riocuartense que otro pollito de la señora Adriana Nazario ingresaría al equipo del Gobernador.

D 2: ¿Sí? ¿Quién?

D 1: La señora ya ubicó al número uno de La Militante en la titularidad de la Agencia Córdoba Joven, Franco Miranda.

D 2: Es cierto, y ahora…

D 1: Ahora parece que va a conseguir que el número dos de la agrupación quede a cargo de Transporte de la provincia, área que se transformaría en secretaría, dentro del ministerio de Agua, Energía y Ambiente.

D 2: ¿Sí? ¿No es mucho?

D 1: Así me dijeron.

D 2: Así que los pollitos de la señora manejarían el PPP y el Boleto Educativo, los dos principales programas que lleva adelante el Gobernador.

D 1: Así parece…      

 

Inercia electoral

El periodista se comunicó con un dirigente K para preguntarle por las últimas novedades en el Frente para la Victoria. El fin del ciclo electoral aletargó la dinámica política, en algunos aspectos, pero al kirchnerismo aún le queda completar la agenda.

Periodista: ¿Cómo le va?

Dirigente K: Acá estoy. Sigo haciéndome cargo de cuestiones “electorales”.

P.: Pero si ya terminó la campaña.

D.K.: Es que nos quedan algunas recorridos que no pudimos cumplir durante la campaña.

P.: Cuénteme.

D.K.: Estamos trabajando con el programa “La Nación en tu barrio”. Es un desembarco integral de una sola jornada de todas las carteras ministeriales en un vecindario: Ministerio del Interior, Desarrollo Social, Anses, PAMI, y otros programas. Allí también va la militancia.

P.: ¿Por qué mantienen el trabajo de la militancia, si ya pasaron los comicios?

D.K.: Es que nos dio buenos resultados.

P.: En definitiva se trata de una inercia electoral nomás

D.K.: No se olvide que estamos pensando en 2015. Y si queremos construir algo propio más vale que empecemos ahora.

Chin-chin olguista

Con diciembre encima se avecinan las reuniones protocolares de fin de año y con ellas, en los noticieros del mediodía, llegarán las placas informativas sobre cómo prevenir o remediar los excesos. Los partidos políticos no se escapan a esta lógica festiva, pese a que algunos admiten que el paso del 2013 no les dejó mucho para festejar.

Los olguistas sienten que forman parte de este grupo. Aún subsiste la mirada crítica de algunos dirigentes de peso que rodean a Olga Riutort que aseguran que las legislativas de octubre les regaló la peor performance electoral de su historia. No obstante, sirve el consuelo de que no fue una “elección a medida” para la concejala capitalina.

Igual, preparan el brindis de fin de año para la segunda semana de diciembre. Un operador del espacio, contó algunos detalles del evento.

Olguista: El último plenario del año tiene un objetivo más descontracturado. No vamos a hacer análisis, porque de hecho, ya los hicimos en cada seccional.

Periodista: Pero alguna reflexión de cierre me imagino que habrá. A todo brindis le antecede un pequeño discurso.

O: Seguro que sí. Necesitamos refugiarnos y llenar de contenido nuestra estructura política. No vamos a prendernos con alineamientos apresurados para llamar la atención de algún referente nacional, llámese Massa o Scioli, pese a que tenemos buenas relaciones con ambos.

P: ¿El objetivo para el año próximo?

O: Tenemos que acordar con otras fuerzas sí o sí, pero eso lo veremos llegado el momento.