7D de Macri en Córdoba: arenga partidaria y lanzamiento presidencial

Por Yanina Passero
[email protected]

p06-1El momento de cosechar lo sembrado en Córdoba por parte del asumido candidato presidencial Mauricio Macri llegará el sábado 7 de diciembre. Una visita ineludible en la agenda del jefe de gobierno porteño a la luz de los resultados que obtuvo Unión PRO en las elecciones legislativas de octubre.
A modo de rápido repaso la boleta que llevó en su cúspide al exárbitro Héctor “La Coneja” Baldassi obtuvo los votos suficientes para ganar una banca en la Cámara Baja en el primer intento serio del partido en la provincia. Claro que no debe olvidarse el bonus track de último momento: el espacio se consagró con la segunda fuerza política más votada en la Capital, por detrás de la UCR y por encima del PJ. La novedad insufló nuevas ambiciones al partido nacido en Capital Federal que promete presentar candidatos en las 50 localidades más importantes de Córdoba para la renovación de autoridades en 2015.
El marco se presenta como propicio para que el expresidente de Boca Juniors realice el lanzamiento de su candidatura presidencial en uno de los distritos electorales más importantes del país que le correspondió con una cuota de votos expectable, más si se tiene en cuenta que el trabajo territorial en suelo cordobés de la dirigencia macrista llevaba en su haber menos de 24 meses.
El 7D de Macri será en la ciudad, con lugar a definir. Lo cierto es que de antemano ya son claros los objetivos de la última visita del responsable de la Ciudad de Buenos Aires a modo de cierre del intenso año electoral. El primero se corresponde con la fase lútea que comprende el periodo de tiempo restante del ciclo institucional en curso, antes de que se produzca la definición de los nuevos representantes en los distintos niveles de gobierno para el periodo 2015-2019. Es la hora de profundizar las actividades de armado partidario, fidelización y ampliación del electorado.
Es por esto que la modalidad de visita elegida ocupará una jornada completa donde Macri mantendrá contacto directo con los dirigentes locales del PRO. La preferencia la tendrán aquellos que sumaron valor agregado a las tareas de extensión del espacio en un territorio inhóspito para los referentes porteños.
Los cabecillas del sueño presidencial del Macri aseguran que el PRO logró buenos resultados en aquellas ciudades y pueblos del interior en donde había dirigentes autóctonos gestionando el crecimiento partidario y poniendo a disposición su red de contactos. En este contexto, la arenga del líder de la fuerza tiene fines motivacionales, esto es, persigue un “efecto contagio”.
El partido ya cuenta con una novel estructura y un candidato a presidente. En la suma, mejoró la oferta a futuro (el capital simbólico) del partido que antes de las legislativas se planteaba como una proeza solidaria con la causa que llevaba como eslogan “animarse a participar de la política”, si se permite el parafraseo.

Lanzamiento
Acompañarán a Macri en el encuentro del sábado 7 de diciembre Baldassi, el ruralista Néstor Roulet y el presidente del PRO Córdoba, Javier Pretto. La triada compite, según la plana mayor del partido, para intentar llegar a la gobernación de la Provincia. También, escoltarán al jefe de gobierno porteño su ministro de Gobierno, Emilio Monzó; y el titular del partido a nivel nacional, Humberto Schiavoni.
El marco de dirigentes de las ligas mayores y menores del PRO oficiará de telón de fondo para el cumplimiento del segundo objetivo de Macri. En realidad la razón de ser de la visita. El empresario que saltó a la política hace más de una década aprovechará para lanzar en Córdoba su candidatura presidencial y así salpimentar su estadía que no promete anuncios novedosos.
Se trata de un evento interno del espacio partidario que pretende otra demostración de fuerza en la provincia. Al fin y al cabo, los operadores del partido no tienen pruritos en manifestar que es necesario sacarle el jugo al inestable momento que transita el peronismo de Córdoba y la improbable candidatura presidencial de José Manuel de la Sota tomando como referencia la coyuntura actual.