Cristina dijo que está dispuesta a “escuchar todas la ideas”

ilustra modif capitanich kicilof y cristina vedetteLa presidenta Cristina Fernández instó a “seguir profundizando el modelo” impulsado por el Gobierno nacional, aunque hizo un llamado a todos los sectores del país a presentar sus propuestas porque aseguro que está dispuesta a “escuchar todas la ideas”. En un discurso dado en el Patio de las Palmeras de la Casa Rosada, colmado por militantes kirchneristas, la mandataria aseguró que la “Argentina salió del infierno y hoy está sólida económicamente”, y llamó a “dejar de lado los agravios” para “buscar las mejores ideas”.
“Hay que seguir profundizando el modelo para que cada vez haya más argentinos incluidos y para que nunca más nadie pueda arrebatarnos lo que nos corresponde por derecho a los argentinos”, expresó la Presidenta tras tomar juramento al nuevo Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y a los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Agricultura, Carlos Casamiquela. Asimismo, Fernández hizo un llamado a “toda la dirigencia argentina, cualquiera sea el partido, se comprometa a sostener el trabajo, la industria nacional, la ocupación de los trabajadores, la educación, la ciencia, tecnología y la inversión”.
“Hemos podido levantar a nuestra línea de bandera para darle conectividad al país, como también estamos haciendo con los ferrocarriles”, subrayó.
En esa misma línea, sostuvo que “hemos hecho la inversión más grande cuando dispuse destinar cientos de millones de dólares para renovar todos los trenes urbanos, pero vamos a ir por más, por los trenes de carga y las vías navegables”, adelantó. “Este es el gran compromiso democrático que necesitamos para que todo nuestro esfuerzo siga valiendo la pena”, añadió la mandataria, quien también convocó a “organizarse en cada barrio en cada frente para ayudar al otro, para integrar un proyecto común de país”.
La Jefa de Estado también defendió la política industrial del Gobierno al afirmar que “toda la vida luche por una soberanía nacional que se manifiesta en este resurgimiento del aparato productivo nacional que tenemos que seguir profundizando”. Además, aprovechó su discurso para anunciar que “en este tercer trimestre la desocupación se ubica en el 6,8 por ciento, la más baja de toda la serie histórica de los terceros trimestres”.
“Esta Argentina tiene grandes posibilidades, tenemos una Argentina que salió del infierno y hoy está sólida económicamente, la mejor oportunidad es la de convocar todos los argentinos”, dijo la Presidenta, quien insistió a que “nos traigan las mejores proyectos porque no somos cerrados”. “Como en la Cámara de Diputados, aquí estamos dispuestos a escuchar porque somos los más interesados de que las mejores ideas puedan llevarse a cabo”, dijo, para luego advertir que “para hacer determinadas cosas no basta con un proyecto, no basta con una idea, con un slogan o una consigna, lo que se necesita son los recursos para implementar esos proyectos”.
También subrayó en su mensaje que la política en derechos humanos es “uno de los mejores orgullos, uno de los pilares de esta nueva Argentina” y aseguró que “en el mundo nos miran como ejemplo” aunque aclaró que “la verdad que es una conquista de las organizaciones de derechos humanos”. La jefa de Estado agradeció la preocupación que manifestaron desde distintas partes del mundo por su estado de salud tras ser operada porque, según su interpretación, “al preocuparse por la Presidenta se están preocupando por el país”.
Al aludir a la candidata presidencial por el socialismo chileno, Fernández de Kirchner señaló “cuando veo a mi querida amiga, Michelle Bachelet, que va a pelear la segunda vuelta, y uno de los puntos de su programa de Gobierno es educación gratuita, como no sentirme orgullosa de lo que hemos hecho por la educación, en la República Argentina: 9 universidades nuevas; 6,47 del PBI”.