De la Sota: “Pareciera que sólo hay narcos en provincias con gobiernos críticos”

p05-1El gobernador José Manuel de la Sota lleva adelante su misión comercial en China, pero no pierde de vista el escenario que se vive en el país. Entre la noche del miércoles y la mañana de ayer, disparó desde su cuenta oficial una gran cantidad de tuits, criticando la inacción del gobierno nacional ante el narcotráfico y destacando medidas que tomó como el cierre de prostíbulos y su programa contra la trata de personas.
Antes que nada destacó el documento que dio a conocer sobre el tema la Iglesia Católica. De la Sota expresó: “Comparto totalmente la preocupación de la Iglesia por el avance del narcotráfico en Argentina”.
Inmediatamente fue duró con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner: “Las fronteras son un colador. Radarizar ya y ley de derribo. ¡Basta de discursos políticos!”
Más adelante remarcó la postura de la Corte Suprema de Justicia, de atender los reclamos de jueces del norte del país, y exigir al Gobierno nacional que tome medidas rápidamente para atacar el narcotráfico. “La Corte fue muy clara. No hay lugar para distraídos”, dijo De la Sota.
Admitió que la lucha contra el narcotráfico “es responsabilidad de todos los que gobernamos, municipios, provincias, nación” y expresó la necesidad de “ponernos al frente de este combate”.
Luego el Gobernador recordó el paquete de medidas que impulso el año pasado, que fueron transformadas en ley y se llevan a delante. “Córdoba cerró prostíbulos y casas de alterne. Trata de personas, esclavitud sexual y narcotráfico van juntos. El combate es contra todos” y agregó “creamos por ley provincial Fuero Judicial Antinarcóticos para combatir el menudeo y los kioscos de drogas”.
Y cerró esa metralla de tuits diciendo que “nada alcanza si no hay una lucha nacional, coordinada y conjunta contra los narcos. Aquí no debe haber partidismos políticos. ¡Todos juntos!”.
Doce horas después, ayer por la mañana, el mandatario provincial volvió a fijar posición sobre el tema
Insistió sobre medidas que considera indispensables para poner en marcha un programa nacional de lucha contra el narcotráfico: “Los radares tienen ´horario de vigilancia´ en Argentina. Ergo, algunos aviones, también. Patético” y finalizó reclamando: “Basta de politiquería. Que le restituyan ya la guardia de gendarmería a la casa del gobernador de Santa Fe”.
A la catarata de tuits que De la Sota envió de China se le sumaron las declaraciones que realizó en una radio porteña, donde abundó sobre el tema.
El Gobernador pidió “despartidizar” la lucha contra el narcotráfico para poder enfrentar el problema entre todos, y volvió a manifestarse a favor de avanzar en una ley de derribo y de radarización de las fronteras.
“En provincia de Buenos Aires no hay narcos, ¿no? Pareciera ser que solamente (existen) en Santa Fe y Córdoba, que son dos provincias que tiene gobiernos críticos de lo que pasa en el país y del gobierno nacional; ahí sí hay gran difusión”, deslizó.
Sin embargo, por radio Mitre de Buenos Aires, De la Sota aclaró que la presunta intención de instalar esa idea desde la Casa Rosada “a nosotros no nos preocupa porque somos los primeros interesados en acabar con los narcos. Ojalá (cualquier medida en esa dirección) fuera una cosa seria, no instrumentada políticamente, sino que llevara tranquilidad a nuestras familias”, resaltó.
Poco antes, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, había apuntado justamente contra esos dos gobiernos: “Hay provincias como Santa Fe o Córdoba que tienen serios problemas” con sus fuerzas policiales “de corrupción y convivencia con el narcotráfico”, lanzó.
En sus declaraciones, De la Sota se mostró convencido de que “no hay respuestas aisladas frente al problema de narcotráfico”, por lo que afirmó que “tanto los intendentes, como los gobernadores y el Gobierno nacional” deben dejar “de lado los partidismos, enfocarse en este problema que es gravísimo” y crear una “oficina nacional” vinculada a este tema.
Para De la Sota, el comercio de la droga debe ser “enfrentado entre todos, no con discursos, sino sancionando medidas eficaces”.
“Hay que despartidizarlo, despolitizarlo, no usarlo en la pelea política; siempre es malo el uso político de un problema tan grave como es el narcotráfico”, sentenció.
Al insistir en que las fronteras argentinas son un “colador”, el gobernador volvió a expresarse a favor de avanzar en la radarización y una ley de derribo.
“Hay que radarizar las fronteras que en la Argentina son un colador. Mi amigo (Antonio) Bonfatti, el gobernador de Santa Fe, lo dice: a él le llega la droga en Rosario por vía fluvial y a los cordobeses nos llegan cuando aterrizan en pistas en muchos lugares”, graficó.
Respecto de la ley de derribo, De la Sota resaltó: “Yo no estoy planteando salvajadas, soy un demócrata, creo en la libertad, en los principios de la Constitución. Estoy planteando seguir un protocolo de aviso”.
El gobernador cordobés reiteró la necesidad de enfrentar el flagelo del narcotráfico “sin partidismos”.
“Este un tema nacional que tenemos que tratar de resolver entre todos”, afirmó.
Reiteró que “necesitamos una oficina nacional, federal, donde haya personal especializado, que la justicia cuente con los elementos para luchar contra estas mafias”.
“Los jueces federales, particularmente en la frontera, están solos, les falta personal; la Corte ha sido muy clara: ‘nadie puede hacerse los distraídos en este tema’”, concluyó.