Técnicos municipales, contra urbanización que impulsa Mestre

Por Daniel Zen
[email protected]

Mestre con Massa, firma convenio softwareEste medio ayer adelantó la información referida al nuevo convenio urbanístico que el Departamento Ejecutivo Municipal envió al Concejo Deliberante para su ratificación, en cuyos alcances se contempla la modificación excepcional de las normas de uso del suelo en un enorme predio de 650 hectáreas en el oeste sur-oeste de la ciudad, colindante con Malagueño, por donde pasa el arroyo La Cañada, en favor de un empresario, para realizar un country.
También se informó que como contraprestación por el beneficio económico que le generará al desarrollista Walter Forma tal convenio (cambio de tipificación: de uso del suelo “rural industrial” a uso de “suelo urbano”), el municipio recibirá unas 50 hectáreas en el centro del dentro del barrio privado para efectuar un parque público.
Pero al margen de la polémica por tal compensación (¿verdaderamente los cordobeses podrán utilizar ese supuesto espacio verde en el medio del country? ¿O servirá el parque como otro buen argumento de venta de los lotes por parte del privado?), a raíz de la socialización surgió otra discusión de mayor talante, llevada a cabo por idóneos en la materia y referida a la conveniencia o no del proyecto en términos de estrategia de densificación y crecimiento habitacional a mediano y largo plazo.
Concretamente, los profesionales y técnicos de planta permanente que conforman la Dirección de Planeamiento Urbano de la Municipalidad rubricaron ayer mismo una nota elevada a la Secretaría de Desarrollo Urbano, liderada por Mariano De Juan, argumentando su posición en contra del convenio. Afirman, entre otras cosas, que es nocivo para las clases menos pudientes, que contaminará el arroyo La Cañada con líquidos cloacales y que profundizará la segmentación social.
Además, según el grupo de profesionales (personal de planta no política), ningún análisis ni propuesta fue enviada para su análisis a la dirección correspondiente, ni tampoco el expediente del convenio ya cerrado por el intendente Ramón Mestre, De Juan y el empresario Formia.

Argumentos profesionales
Los técnicos de la dirección de Planeamiento Urbano exponen en la misiva gran cantidad de puntos expresando la inconveniencia para los intereses sociales actuales y sobretodo futuros de que se levante el country “Los Ombúes”.

1) “El impacto social que genera una propuesta así, como la pérdida de capital social, esto es mínima interacción entre vecinos, barreras a la interacción (barrios cerrados), sustitución del espacio público por el espacio privado; no se condice con los objetivos de equidad social e integración ciudadana planteados en el Plan Director”.



2) “La localización de la propuesta va en contra de los principios esbozados por el Plan Director de densificación y consolidación de la mancha urbanizada, con el control de la expansión y mitigación de los efectos de la fragmentación urbana”.

3) “Si bien el polígono Sacchi-Carrara del Plan Director plantea el crecimiento de la urbanización a lo largo de un eje integrador (paralelo a vías del FFCC) con la localidad de Malagueño, de manera progresiva, en la medida que se vayan ocupando los lotes desde la mancha consolidada hacia el Oeste; no resulta prioritaria para la estructura urbana su consolidación en el corto plazo. La propuesta presentada implica la urbanización masiva de todo el sector sudoeste hasta el límite del Ejido y los bordes del Arroyo La Cañada, ocupando una superficie altamente excesiva con las capacidades de soporte del territorio y afectando gravemente al desarrollo de las áreas intermedias”.

4) “Los costos de extensión de infraestructura son a cargo del urbanizador; pero posteriormente el mantenimiento, ampliación, reparación y prestación de servicio corren por cuenta del Municipio. El transporte público, recolección de residuos, etc. deben salvar grandes distancias intermedias, sin urbanizar, para cumplir con su objetivo”.

5) “Se encuentra fuera del límite para la extensión de la “mancha urbana”, establecido por criterio de la Dirección Planeamiento Urbano con acuerdo de la Secretaría de Desarrollo Urbano (faja de protección pluvial – eco productiva Decreto Nº 3497), en base a la cual se viene estudiando el establecimiento de convenios urbanísticos en todo el sector sur de la ciudad”.

6) “La zonificación actual según Ordenanza Nº8060/85 es Zona 11; de todas, la que solicita parcelas de mayor tamaño de superficie en toda la ciudad: (3has) como mínimo. Estaba previsto que las máximas restricciones al fraccionamiento fueran en este lugar”.

7) “El planteo se anticipa a los estudios previos necesarios que se proponen establecer en el estudio de Regulación de Excedentes Pluviales y Protección, de la Cuenca Arroyo La Cañada (impermeabilización de mayor superficie), por Expediente Nº399.681/13”.

8) “Se generan efluentes cloacales que en su disposición final se vierten a La Cañada y posteriormente al Río Suquía, donde comienza el sistema “fluvial” que atraviesa Córdoba, con el grave peligro de contaminación de toda la extensión del curso de agua y los sectores de ciudad adyacentes”.

9) “No puede evaluarse como URE ya que supera ampliamente la superficie máxima admitida para tales loteos por fuera de Av. de Circunvalación (50has + 30% = 65has); además de que según la Ordenanza Nº8606 y modificatorias “se tendrá en cuenta, para cada caso, que la ubicación y trazado de la urbanización no impliquen barreras al normal crecimiento de la trama urbana ni interferencias al sistema vial principal urbano o sectorial, al transporte público, a la normal evacuación de las aguas pluviales y en general a las vinculaciones entre sectores urbanos. Asimismo se tendrán especialmente en cuenta la preservación de las características ambientales y paisajísticas, topográficas”.