Mestre podrá seguir reviendo contratos sin pasar por el Concejo

Por Daniel Zen
[email protected]

DPP_0043En la sesión ordinaria de ayer tomó estado parlamentario un proyecto del Departamento Ejecutivo Municipal que prevé la extensión de las facultades especiales que se le otorgaron al intendente Ramón Javier Mestre en el primer mes de su gestión.
A través de una prórroga de la ordenanza Nº 12.009, denominada “Reordenamiento económico, financiero y administrativo”, el radicalismo pretender darle posibilidades excepcionales al jefe comunal hasta que concluya su mandato.
En su aspecto general, se trata básicamente de un empoderamiento del Poder Ejecutivo en detrimento del Poder Legislativo de la ciudad, invocando necesidades de regularización del orden municipal. “La ordenanza cuya prórroga se propone ha constituido una herramienta decisiva para que éste Departamento Ejecutivo pueda poner en marcha el reordenamiento económico, financiero y administrativo en el ámbito de la Municipalidad de Córdoba”, expresa la nota que el intendente envió al Concejo adjuntando la propuesta.
En sus aspectos particulares, o al menos en uno de ellos, se trata básicamente de una liberación de manos para que el mestrismo pueda continuar revisando contratos de servicios y obra pública de todo tipo, sin tener que refrendarlos por el Concejo Deliberante y por lo tanto, sin necesidad de contar -en los casos requeridos- con la mayoría absoluta de 21 miembros sobre los 31 que tiene en cuerpo.
En tal sentido, cabe recordar que el oficialismo dispone de 16 ediles y que actualmente no cuenta con el total apoyo de Unión por Córdoba -la ex oposición “constructiva”- ni con el resto de las fuerzas como para poder sumar sin “costos” los 5 votos que le faltarían para lograr la mencionada mayoría agravada, y así, manejar con mayores consensos los negocios municipales.
Revisar contrataciones de servicios públicos, decíamos dos párrafos arriba, como por ejemplo puede ser el de higiene urbana. Es posible que la inminente licitación de la recolección sea presentada al momento de la apertura de sobres, o inmediatamente después, como necesidad acuciante para la ciudad y que así pretenda justificar una extensión instantánea de los contratos a las prestatarias privadas actuales. Igualito como ocurrió con el transporte, por la cual una Unión Transitoria de Empresa (UTE) logró un contrato precario decidido nada más que por el Ejecutivo, donde se manejan 48 millones de pesos por seis meses.

Habilitantes normativos
Todas estas prácticas volverán a quedar habilitadas en los artículos 35,36, 37 y sobre todo 38 de la ordenanza que se pretende prorrogar. Los mismos se transcriben a continuación de manera textual para dar cuenta exacta de la dimensión de las potestades conferidas al intendente.
Artículo 35º
“Autorízase al Departamento Ejecutivo Municipal, a evaluar, revisar, adecuar y renegociar los contratos o prestaciones celebrados por la Administración Pública Municipal bajo Normas de Derecho Público, comprendidos entre ellos los de obras y Servicios Públicos prestados por terceros o las personas referidas en el Art. 3° de la presente (…)”.
Artículo 36º.
“Las decisiones que adopte el Departamento Ejecutivo Municipal en el desarrollo del proceso de renegociación o adecuación no se hallarán condicionadas por las estipulaciones preexistentes o normas regulatorias de los contratos de obra; o de prestación o de concesión o licencia de los respectivos Servicios Públicos. Los procesos de control y de revisiones de precios y tarifas, podrán llevarse a cabo, en tanto resulten compatibles con el desarrollo de la renegociación por el Departamento Ejecutivo Municipal”.
Artículo 37º
“Las revisiones o los acuerdos de renegociación o las adecuaciones podrán abarcar aspectos parciales de los contratos, contemplar fórmulas de adecuación contractual o enmiendas transitorias del contrato, incluir la posibilidad de revisiones periódicas pautadas, así como establecer la adecuación de los parámetros de calidad de las obras o servicios (…)”.
Artículo 38º.
“Requiérese al Departamento Ejecutivo Municipal para que dentro del proceso de evaluación de los Servicios Públicos Municipales, contemple la posibilidad de establecer la concesión o privatización, total o parcial, gradual o definitiva, en función de mejorar las condiciones de accesibilidad, economía, eficiencia y calidad de las prestaciones a brindarse a la comunidad”.
“En el marco de la presente Ordenanza y conforme el Art. 67º de la Carta Orgánica Municipal, el Departamento Ejecutivo Municipal podrá, mediante contratación directa, prestar los Servicios Públicos necesarios según criterios de eficacia, eficiencia y calidad, que garanticen regularidad, continuidad, generalidad, accesibilidad y mantenimiento para los usuarios (…)”.

Sin consenso opositor
De acuerdo con un relevamiento efectuado por Alfil en cada uno de los bloques del Concejo Deliberante, esta prórroga de poderes especiales será votada por la UCR y rechazada por todo el arco opositor. Para aprobar este proyecto, hacen falta los 16 votos oficialistas y nada más.
Es decir que la bancada radical votará en soledad (como en enero de 2012)que el intendente pueda renegociar, extender per se contratos de servicios y obras públicas, además de establecer concesiones transitorias.