UPC frenó intento opositor para llevar a Monteoliva a la Cámara

p6-1Los legisladores oficialistas rechazaron ayer el intento opositor por llevar a la Cámara a la ministra de Seguridad, Alejandra Monteoliva, para que informe de la crisis por los vínculos que habría entre narcotraficantes y policías, por la que ya hay varios jefes y efectivos detenidos.
A pesar de ello, el presidente del bloque Unión por Córdoba, Sergio Busso, afirmó que les preocupa la seguridad en la provincia, y calificó al narcotráfico como “el gran flagelo que tiene la sociedad”.
Busso acusó a la oposición de utilizar el tema sólo para sacar ventaja política. “Nos duele que se trate de banalizar” la problemática del narcotráfico, afirmó el peronista. “Si alguien quiere luchar contra este flagelo en serio no hay que decir barbaridades”, agregó.
Dirigiéndose claramente al bloque del Frente Cívico señaló que “los que más denunciaron, los que más imputaron desde el gobernador para abajo son los que menos votos sacaron”. “Apenas llegaron al 3 por ciento de los votos”, puntualizó. Para Busso, la correspondencia negativa que encuentra entre denuncias y votos obedece a que la gente no les creyó. Y, luego, los acusó: “Ni siquiera se atreven a respaldar las denuncias con pruebas para ir a Tribunales”.
El juecista Ricardo Fonseca había abierto el fuego calificando a la situación actual como una “grave crisis institucional” por el desarrollo del narcotráfico en la provincia, y responsabilizó de ello a un “estado ineficiente y a quienes lo gobiernan, cómplices de esa trama”.
Fonseca remarcó que en lo que va del año se han gastado cuatro millones de pesos en prevención del consumo de drogas, y que en las últimas semanas de la campaña electoral se dedicaron 18 millones a publicidad.
Muy duro, sentenció que “el gobernador de Córdoba debería ser juzgado, por lo menos, por encubrimiento”. “¿No sabía lo que hacían sus subordinados?”, se preguntó.
El presidente del bloque de la Unión Cívica Radical, Eduardo Yuni, advirtió que con el debate “no pretendemos réditos mezquinos, queremos información, con rigor y transparencia”.
Según el radical, el gobierno provincial no tiene un plan estratégico para enfrentar el problema, ni la “capacidad para solucionar delitos complejos”.
Además, cuestionó el “sugestivo bajo perfil” de la ministra Monteoliva.
El vecinalista Aurelio García Elorrio dijo que la embajada de los Estados Unidos informó que por Argentina pasaron en 2011 70 mil kilos de cocaína. Se manifestó preocupado, también, por la “ausencia absoluta de radares” y porque el país no tiene “aviones interceptores”. “El costo humano (del paso de la droga) es terrible”, enfatizó.
Asimismo, advirtió que “no podemos enfrentar el narcotráfico con una policía que no sabemos si juega para nosotros”.
García Elorrio protestó porque en la Legislatura la comisión de Adicciones se reunió apenas tres veces en lo que va del año.

Más fuerte
El debate ganó en intensidad cuando Busso contó que le “dolió mucho” que Yuni haya calificado a la situación actual como la más grave crisis institucional de la historia de Córdoba. En realidad, fue Fonseca, pero el peronista le apuntó al radical.
“Yuni se debe haber olvidado de alguna parte de nuestra historia, porque la crisis más grave institucionalmente que nunca fue aclarada por los radicales, fue la muerte del legislador Regino Maders; una muerte silenciada”, disparó. Busso aseguró que el crimen de Maders estuvo relacionado a los contratos del Estado con EPEC y a la lucha contra el narcotráfico.
La presidente del bloque Frente Cívico, Liliana Montero, finalmente, se quejó de que el gobierno provincial publicite que está abierto al diálogo político, y recordó que hubo apenas una convocatoria “para la foto” y que nunca más fueron recibidos los legisladores de la oposición. Ni siquiera, apuntó, después de enviar siete pedidos de audiencia.
Para Montero, De la Sota se hace el distraido, y cuestionó que tuitee sobre el arribo a Córdoba del músico Ringo Starr y calle sobre la crisis del narcotráfico.
El proyecto por el que se solicitaba la presencia de Monteoliva pasó finalmente a comisión, porque la mayoría de Unión por Córdoba así lo votó.