Uno de cada 2 dólares que traen turistas se cambia en el mercado paralelo

En los últimos días, desde la Afip vienen insistiendo que no habrá suba de recargos para el turismo en el extranjero.
En los últimos días, desde la Afip vienen insistiendo que no habrá suba de recargos para el turismo en el extranjero.

Hasta marzo de 2012 los datos sobre los gastos de los turistas extranjeros en la Argentina y la liquidación de dólares por turismo en el mercado oficial iban de la mano. Es decir, quien traía divisas las transformaba en pesos en bancos. Con el paso del tiempo el cepo y la ampliación de la brecha entre el dólar oficial y el paralelo tuvo sus efectos: hoy más de la mitad de las divisas que traen los visitantes extranjeros se cambian de manera informal (hoteles, “arbolitos”, amigos).
Belén Olaiz, economista coordinadora de Desarrollo de Producto de la consultora Abeceb.com, señala que una de las alarmas que más suena en la economía argentina de hoy es la pérdida de reservas que viene sufriendo el Banco Central. Y en este sentido, la fuga de divisas por turismo tiene un rol fundamental. Este rubro -que hasta 2011 era superavitario para la Argentina- generará este año un drenaje de alrededor de US$8 mil millones, una cifra incluso superior al que ocasiona el problema energético. El rojo de esa balanza este año rondaría los US$ 7 mil millones.
La experta indica que en el sector turístico aparecen dos variables que permiten observar un resultado que es esperable, pero que al mismo tiempo, “llamativo”. La primera es el registro de la venta de dólares en billetes que hacen los extranjeros dentro del sistema financiero formal, dato que informa el Central en su reporte sobre el comportamiento del mercado cambiario oficial y la otra es el promedio de gasto diario en dólares que hacen (se registra en la Encuesta de Turismo Internacional que realiza el Indec).
Estos dos indicadores iban de la mano hasta el primer trimestre de 2012. Pero en aquel momento, período en que comienzan a intensificarse los controles sobre el mercado cambiario y, en paralelo, a incrementarse la brecha cambiaria, ambas series comienzan a tomar caminos distintos. Si bien en los dos casos hay una tendencia descendente, la caída registrada en el mercado de cambios es muy superior, lo que sugiere que parte de las divisas que ingresan a la economía por esta vía no se estarían liquidando en el mercado oficial sino en el blue.
Para junio -último dato disponible para ambas variables-, la distancia ya marcaba que más de la mitad de los dólares que gastaron los turistas extranjeros no fueron liquidados en los bancos o casas de cambio que los adquieren al precio oficial. El cambio se hace en el mercado paralelo, donde se obtiene hasta un 70% más de pesos por cada dólar vendido.

Versiones cruzadas
En los últimos días, desde la Afip vienen insistiendo que no habrá suba de recargos para el turismo en el extranjero. De esa manera salió al cruce de los rumores sobre posibles cambios en el régimen de percepciones a cuenta del pago de los impuestos a las Ganancias y Bienes Personales. Hoy rige un recargo del 20% a todas las transacciones efectuadas con tarjeta en el exterior y por la web; sobretasa que fue instrumentada en octubre del 2012 cuando era del 15% mientras que en abril pasó al 20% y abarcó también a la compra de paquetes turísticos contratados en el país.
Hoy la salida de divisas por turismo tiene dos explicaciones claves, una es la de los consumos en el exterior y otra los dólares que los extranjeros no liquidan en el mercado formal. Olaiz entiende que, en ese marco, una posibilidad es que el Gobierno mantenga el esquema de controles para acceder a divisas, vía autorización de AFIP, pero además desdoble el tipo de cambio. De esa manera la demanda seguiría controlada y habría más oferta porque quienes llegan volverían al mercado formal.