Intendentes UCR acusan al Panal por el “deterioro” de la relación

Ramon Mestre y el presidente del bloque de legisladores, Eduardo Yuni, encabezaron el reclamo.
Ramon Mestre y el presidente del bloque de legisladores, Eduardo Yuni, encabezaron el reclamo.


Los intendentes radicales acusaron ayer al gobierno delasotista de provocar un “creciente deterioro” en la relación por la “arbitraria asignación de recursos”.
En una carta dirigida al ministro Jefe de Gabinete, Oscar González, el Ente de Intendentes que preside Ramón Mestre sostuvo que la Provincia “violentando de manera permanente las obligaciones que la ley le impone en lo que hace al régimen de coparticipación” distribuye irregularmente los fondos a los municipios.
Según los radicales, el gobierno delasotista apela a “un sinnúmero de subterfugios”, como “el escamoteo liso y llano hasta la creación de fondos específicos” con los que intenta “justificar el desapoderamiento que mes a mes se produce en lo atinente a las rentas que legítimamente nos pertenecen”.
“Desde el mes de mayo de este año que no se convoca a la Mesa Provincia-Municipios, no obstante este Foro haber reclamado de manera permanente que la misma se reúna”, recordaron los intendentes de la UCR.
“No podemos dejar de pensar que esto no es casual, sino que obedece a una estrategia dirigida a evitar cualquier ámbito que implique poner en la superficie el desapoderamiento de que estamos siendo objeto”, agregaron.
Los radicales exigieron a González que “de manera urgente se proceda a convocar a la Mesa Provincia-Municipios a los fines de discutir y enmendar las arbitrariedades de que somos objeto”.
“Usted sabe que hemos acompañado a la Provincia en la tarea de defenderla de la discriminación de que es objeto por parte de la Nación, pero sepa también que no estamos dispuestos a seguir soportando la discriminación que la Provincia está efectuando respecto a nuestros pueblos por el solo hecho de estar gobernados por la UCR”, concluyeron.

Escalada
La carta de los intendentes a González se inscribe en la escalada política que enfrenta al gobernador José Manuel de la Sota y al intendente Ramón Mestre, ya lejos de aquel protocolo conocido como Pacto del Panal.
En el último tramo de la campaña electoral, el radicalismo busca demostrar que el delasotismo tiene hacia los intendentes opositores el mismo destrato del que se queja que recibe la Provincia de parte del gobierno kirchnerista.
En el interior, las encuestas exhiben que el mayor conflicto que padecen el gobierno de De la Sota y la lista de candidatos a diputados nacionales de Unión por Córdoba, el denominado narcopolicías, no impacta en las ciudades del interior, aunque sí en la Capital.
Por ello, los radicales enfatizan en el perjuicio que, razonan, le causa el gobierno delasotista a los intendentes de la oposición con la distribución de los fondos coparticipables, que se afecta por los mecanismos contables que ellos denuncian.