Riutort busca ser diputada por Capital



Por Yanina Passero
[email protected]

p07-1Con el lanzamiento formal de la campaña electoral para las elecciones del 27 de octubre, quedaron despejadas algunas incógnitas referidas a cuáles serían las estrategias a implementar, en especial en aquellos partidos que quedaron fuera del podio en las primarias. Pese a que, en los hechos, las acciones proselitistas llevaban al menos dos semanas de ventaja a lo estipulado por el cronograma electoral, algunos núcleos políticos necesitaron un poco más de tiempo para digerir los resultados y sus consecuencias internas.
Fuerza de la Gente, el espacio comandado por Olga Riutort que nuclea al vecinalismo independiente, integraba la nómina de sellos que deberían hacer algunas revisiones a la luz de los resultados en las urnas: 127.557 votos, muy por debajo de los esperado por la concejala capitalina que en las elecciones municipales se posicionó detrás de Ramón Mestre con casi un 28 por ciento de los sufragios.
La situación se presentaba complicada para la creadora del Consejo Provincial de la Mujer y sus alfiles, que eligieron situarse en el carril del medio entre la polarización Nación-Provincia. Manteniendo una línea crítica con ambas jurisdicciones de gobierno (en especial con el delasotismo), optaron por realizar una campaña propositiva, que no logró la acogida esperada.
El dilema estaba planteado. Ensayar proximidades a cualquiera de estos polos podría ser lapidario para la estructura que promueve la renovación interna del peronismo. Operadores ligados al gobernador bonaerense Daniel Scioli habían enviado señales de apoyo a la concejala capitalina con el pago de una encuesta de opinión que posicionaba mejor a Riutort, triplicando la intensión de voto que marcaban otros estudios. El alineamiento k sin ambigüedades del exmotonauta terminó con toda esperanza de los vecinalistas encolumnados tras Riutort de contar con ayuda foránea, de peso, para la campaña.
El remate llegó cuando emigraron varios candidatos de la lista de diputados, algunos impensados por las relaciones de amistad y militancia que los unía con algunos dirigentes olguistas. Procesada la decepción a nivel interno, llegó la hora de tomar decisiones.
Un encumbrado dirigente de Fuerza de la Gente anticipó que, caída toda posibilidad de auxilio externo, Riutort se refugiará en la militancia y, como ocurrió en la primera vuelta, se concentrarán en hacer llegar las propuestas que pretenden concretar en el Congreso de la Nación. La diferencia es que las acciones proselitistas se desarrollarán casi con exclusividad dentro del ejido urbano de la ciudad.
En los análisis posteriores a las primarias del 11 de agosto, se especulaba con que Riutort concentraría sus esfuerzos en la Capital. Una opción razonable si se tiene en cuenta el caudal de votos que la acompañó en 2011 y el dato que ofrece la segregación de los sufragios que consiguió en las Paso: el 70 por ciento, provino de la ciudad de Córdoba.
La agenda de los candidatos de Fuerza de la Gente se desarrollará en las seccionales y no contempla reuniones con dirigentes, una clara señal de que Riutort está dispuesta a suspender el armado territorial hasta nuevo aviso. La decisión de cargar tintas en Capital no implica que Riutort y los candidatos no visiten el interior provincial. Eso sí, serán más espaciadas y limitadas a las principales ciudades del interior.
El nuevo objetivo del olguismo es ambicioso, pues para lograr una banca dependerán con exclusividad del voto de la ciudad (aproximadamente deberían cosechar un 20 por ciento). Aunque si se analiza la estrategia en perspectiva, vuelven a asomar las aspiraciones de la exprimera dama provincial de recuperar para el peronismo la conducción del Palacio 6 de Julio. También la necesidad de mostrar que su coto en Capital sigue siendo suficiente para negociar por dentro del PJ.