El asesinato de Rucci

Por Carlos Del Campo

jose ignacio rucci 001En uno de los crímenes políticos más detestables de nuestra historia, a las 12:11 del 25 de septiembre de 1973 fue asesinado -a traición- el dirigente metalúrgico y secretario de la CGT cuando salía de su domicilio de calle Avellaneda 2953 en el barrio de Flores.
Solo habían transcurrido unas pocas horas del imponente triunfo electoral del presidente Perón después de casi 18 años de ostracismo y exilio impuesto por la oligarquía, los poderes extranjeros y los sectores “democráticos” de la Junta Consultiva.
Perón, quien jamás perdió ningún comicio, fue acompañado en su tercera presidencia por 7.365.000 argentinos que lo hicieron en sumatoria con las boletas del FREJULI y del Frente de Izquierda Popular (FIP).
Si con el asesinato se propusieron enturbiar el triunfo popular, lo lograron. Golpearon duramente al Líder del pueblo argentino donde mas dolía. “Me cortaron las piernas”… dijo el presidente. 23 impactos de bala le metieron al cuerpo de Rucci en lo que se denominó “Operativo Traviata”, por un comercial de las galletitas de ese nombre que decía: “Las de los veintitrés agujeritos”.
Ese mismo día se desató una furia homicida de derecha a izquierda. Toda la basura del terror apareció en la superficie. La misma noche -una bomba de altísimo poder- voló la sede del FIP en la ciudad de Corrientes iniciando una etapa de sangre y violencia.
Aquel día 25 de septiembre Rucci se preparaba a comunicar por radio y televisión un mensaje de júbilo y de lucha ante el ansiado retorno: (…) “Debemos lograr el robustecimiento de la unidad latinoamericana y del Tercer Mundo, contra toda forma de imperialismos, la subordinación a las centrales continentales o internacionales, quienes sirven a la política imperialista de cualquier signo… La reconstrucción de la Patria es una tarea común para todos los argentinos, sin sectarismos ni exclusiones. La liberación será el destino común que habremos sabido conquistar, con patriotismo, sin egoísmos, abiertos mentalmente a una sociedad nueva, para una vida más justa, para un mundo mejor”.