PRO: candidato a gobernador, se busca

DYN04.JPGDos componentes tendrá la campaña del macrismo en Córdoba: 1) fuerte presencia del candidato a diputado por el Unión PRO, Héctor “La Coneja” Baldassi, en la Capital y en las localidades del interior provincial que concentran el interés de los coordinadores de las acciones proselitistas. Y 2) la profundización del armado territorial en la provincia del partido nacido bajo el ala del jefe de gobierno porteño Mauricio Macri.
Hasta allí, los movimientos de los alfiles macristas no presentan ninguna novedad. Podría decirse que ésa fue la combinación que prefirieron desde que desembarcaron formalmente en la provincia hace poco menos de dos años.
El grupo de candidatos que encabeza el exárbitro de fútbol internacional reparte su tiempo entre contactos con empresarios y productores agropecuarios de la provincia, representantes de asociaciones no gubernamentales y medios periodísticos. La agenda de esta semana marca presencia en la ciudad capital y en las localidades del Departamento Colón y algunas del Valle de Punilla, donde el PRO intenta hacerse con la Defensoría del Pueblo de Carlos Paz el 6 de octubre.
Como se dijo, de manera paralela los operados macristas intentan diseminar la semilla del partido porteño en todo el mapa provincial pero, a diferencia de las tareas de armado que precedieron la formación de la boleta que competirá en las elecciones de diputados de octubre, desde el PRO admiten que intentarás picar un poco más alto.
Fuentes del espacio aseguraron a Alfil que ya piensan en 2015. Los trabajos territoriales con un objetivo a largo plazo podrían parecer precipitados; no obstante los macristas afirman que es el único espacio nuevo en el espectro político que tiene un candidato a presidente confirmado, razón más que suficiente –acotan- para acelerar el paso. Además, se manifiestan confiados en que el caudal electoral que ubicó a Baldassi como tercera fuerza en Córdoba se mantendrá en el tiempo.
Todo esto para decir que profundizarán los contactos con dirigentes y personalidades locales con la meta de encontrar al candidato a gobernador e intendentes que representen el espacio dentro de dos años. Pensando en elecciones simultáneas, los macristas anticipan que no necesariamente serán “extrapartidarios” los que compitan por ocupar espacios en los niveles de gobierno más apetecibles sino que, por el contrario, apuntarán también a ofrecer candidatos con legitimación electoral.
Por el momento, no existen nombres en danza. Aunque se da por descontado que Baldassi seguirá siendo el caballito de batalla del PRO en Córdoba, como sucede en Santa Fe con el humorista Miguel Del Sel que en poco tiempo peleó por la gobernación de la provincia litoraleña y por cargos legislativos.
Las especulaciones tempranas con el 2015 de los armadores del PRO, se corresponden con el impulso que las urnas le imprimieron al partido que debutaba en Córdoba. Pero también responden a una necesidad de proyectar consolidación en el mapa político de la provincia. Es la tarea que seguía a los esfuerzos de romper con cualquier vinculación con el delasotismo, sector con el que trataron de tejer acuerdo en la antesala de los comicios legislativos.
En ese sentido, fue Macri quien dio el primer paso al mostrarse “aliviado” al no concretar una alianza con UPC en referencia al conflicto con la cúpula policial presuntamente involucrada con el comercio de drogas. Sus discípulos, Javier Pretto en la Legislatura y Baldassi, siguieron reforzando la idea en la semana.